19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • 9 de enero de 2008

    Marruecos.- Moratinos recibirá esta tarde al embajador marroquí tras su regreso a España

    MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, recibirá esta tarde al embajador de Marruecos en Madrid, Omar Azziman, quien regresa a España tras ser llamado a consultas por el Gobierno alauí a raíz de la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla.

    Según informó el Ministerio de Exteriores en un escueto comunicado, el encuentro tendrá lugar a las 16:30 horas en el Palacio de Santa Cruz, sede del departamento que dirige Moratinos, y no está previsto que se hagan declaraciones al término del mismo.

    Azziman se reincorporará hoy a su despacho en Madrid tras algo más de dos meses de ausencia como consecuencia de la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla en noviembre pasado, confirmaron hoy a Europa Press fuentes de la Embajada del reino alauí, que precisaron que el embajador viajó ayer de regreso a España.

    El Ministerio marroquí de Asuntos Exteriores anunció el lunes en un comunicado que Azziman regresaría a Madrid "inmediatamente" y explicó que esta decisión se adoptó tras la visita de Moratinos el jueves pasado a Rabat, en la que entregó un mensaje del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para el rey Mohamed VI.

    En esa misiva el jefe del Ejecutivo trasladó al monarca alauí la "voluntad" del Gobierno español de reforzar la relación bilateral "desde el respeto mutuo" y pensando en las "perspectivas de futuro" que comparten ambos países, según explicó el propio Moratinos en su visita a Rabat, donde se reunió por espacio de unas cuatro horas con su colega marroquí, Taieb Fassi Fihri.

    La vuelta del embajador pone fin a la crisis abierta entre ambos países por la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla, el 5 de noviembre pasado, la primera en sus 32 años de reinado y que provocó la llamada a consultas de Azziman por un tiempo indeterminado. Rabat, que considera las dos localidades ocupadas por España, calificó ese viaje de provocación inaceptable.

    En reiteradas ocasiones, representantes del Gobierno marroquí condicionaron el fin de la crisis a que Madrid aceptara abrir una discusión sobre la cuestión de las dos ciudades autónomas, consideradas ocupadas por el reino alauí. Sin embargo, desde el Ejecutivo español se mantiene que no está previsto introducir temas nuevos en el diálogo con Marruecos, descartando así que se abra un debate sobre Ceuta y Melilla.