21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 23 de marzo de 2014

    Más de 25.000 personas se manifiestan por una nueva Constitución en la primera gran marcha de la 'era Bachelet'

    SANTIAGO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Más de 25.000 personas han asistido este sábado a la 'Marcha de las marchas' en Santiago, la capital de Chile, para reclamar una nueva Constitución y la mejora del Estado del bienestar, según la Policía, que ha detenido a 50 personas en los disturbios que se han desencadenado al término de la protesta. Es la primera gran manifestación desde que la socialista Michelle Bachelet asumió la presidencia la semana pasada.

    La principal consigna de la marcha, convocada por alrededor de 40 organizaciones sociales, era la redacción de una nueva Carta Magna en Chile, a través de una Asamblea Constituyente. Enmarcada en esta demanda, la educación gratuita, el matrimonio igualitario, los derechos a la reproducción, la lucha contra el cambio climático y la laicidad del Estado fueron otras de las proclamas de los manifestantes.

    De acuerdo con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), una de las organizaciones convocantes, ha cifrado en un comunicado en 150.000 las personas que han llegado a participar en la denominada como 'Marcha de todas las marchas'. En cambio, los Carabineros han asegurado a través de la red social Twitter que 25.000 personas secundaron la protesta.

    Al término de la manifestación, un grupo de varias decenas de encapuchados se han enfrentado a los agentes carabineros en el área de los puentes de Loreto y Recoleta de Santiago, según el periódico chileno 'La Nación'.

    Estos disturbios aislados se han saldado con 50 detenidos y numerosos heridos, entre ellos tres carabineros, según han confirmado en Twitter. La Intendencia ha destacado "carácter festivo" de la marcha pese a altercados que se han registrado en el último tramo, según ha informado el diario chileno 'La Tercera'.

    "Durante todo el transcurso", ha remarcado el intendente capitalino Claudio Orrego, "no registramos no solo ningún disturbio ni destrucción, sino que por el contrario, una manifestación festiva, alegre, familiar y, lo más importante, el acto final se desarrolla de forma absolutamente tranquila".

    "Han habido algunos grupos de personas que han intentado generar disturbios, encapuchados que han sido debidamente controlados por Carabineros", ha concluido intendente de la Región Metropolitana de Santiago.

    Tras apelar a la "tolerancia cero" hacia la violencia, el portavoz de Movilh, Oscar Rementería, ha reiterado que las organizaciones convocantes no aprueban "ningún acto de violencia" y ha destacado "coordinación con la Policía" en el transcurso de la marcha a fin de dar "un ejemplo de seguridad y tranquilidad".

    Entre los manifestantes, las federaciones de estudiantes universitarios han destacado la ausencia de figuras políticas como su antiguo líder y ahora diputado, Giorgio Jackson, en la primera gran movilización de la 'era Bachelet', que ganó las elecciones presidenciales con la promesa de acometer una profunda reforma de la Constitución, actualizar los derechos civiles y apuntalar el Estado del bienestar con notables mejoras en sanidad y educación.

    Para leer más