27 de febrero de 2021
7 de diciembre de 2014

Más de 30 ONG piden a la comunidad internacional que reasiente a 180.000 refugiados sirios para finales de 2015

((EMBARGADO HASTA LAS 00:01 HRS GMT --01.01 EN ESPAÑA-- DEL LUNES 8 DICIEMBRE DE 2014))

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Más de 30 ONG de todo el mundo --entre ellas cuatro españolas-- han pedido a los gobiernos internacinonales es instan a los Gobiernos que se reúnen mañana en Ginebra a que se comprometan para finales de 2015 a ofrecer refugio a un mínimo del 5 por ciento (180.000 personas) de los refugiados más vulnerables sirios que se encuentran en países vecinos.

El comunicado, respaldado entre otras por Amnistía Internacional, Oxfam Intermón, Cáritas o Acción contra el Hambre, anticipa que los Gobiernos convocados por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) asumirán compromisos para reasentar o proporcionar otras formas de admisión humanitaria a refugiados de Siria.

En este sentido se calcula que, para finales de este año, el número de personas desplazadas a países vecinos huyendo del conflicto alcanzará los 3,59 millones. A día de hoy, señalan las ONG, "el compromiso de reasentamiento de refugiados de la comunidad internacional no llega al 2% de esta cifra, y los plazos son poco claros".

Los países vecinos de Siria han mostrado una gran generosidad en los últimos tres años y medio, pero el impacto de esta crisis está pasando factura a sus infraestructuras y servicios públicos. Turquía y Líbano acogen a más de un millón de refugiados registrados cada uno. Una de cada cuatro personas residentes en Líbano es un refugiado proveniente de Siria. Jordania acoge a más de 618.000 refugiados, e Iraq a 225.000 (que se suman a los millones de desplazados internos iraquíes).

"Con unos recursos menguantes, los refugiados y las comunidades más pobres son las que pagan el precio, así como las personas que siguen intentando huir del conflicto en Siria en un momento en que los países vecinos están empezando a restringir o cerrar el paso por sus fronteras", según el comunicado.

"Se trata de una de las peores crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, con millones de civiles desplazados, principalmente mujeres y niños" afirma José Maria Vera, director ejecutivo de Oxfam Intermón. "Esperamos que los Gobiernos actúen rápido en Ginebra y muestren la solidaridad internacional que se necesita tan desesperadamente para ayudar a los refugiados más vulnerables".

"La situación para los refugiados sirios más vulnerables es cada vez más desesperada. Algunos de ellos, incluidos niños enfermos que podrían morir si no reciben tratamiento médico, no podrán sobrevivir en la región. La ayuda humanitaria por sí sola ya no es una opción; es hora de que los Gobiernos más ricos den un paso al frente para ofrecer ayuda vital al 5% de la población refugiada para finales de 2015" afirma Andrés Conde, Director General de Save the Children.

"La duración de la crisis, casi cuatro años, se está haciendo insoportable para los refugiados más vulnerables. La reciente suspensión de la ayuda alimentaria a 1,7 millones de refugiados por parte del Programa Mundial de Alimentos por falta de fondos y la llegada del invierno pueden hacer que la situación humanitaria se precipite al vacío en muy poco tiempo", afirma Olivier Longué, Director General de Acción contra el Hambre.

Pese a que el 5% es solo una pequeña parte del número total de personas refugiadas, significaría esperanza de un futuro mejor y seguro para 180.000 personas a finales de 2015, entre ellas supervivientes de torturas, personas necesitadas de atención médica urgente, niños y mujeres en situación de riesgo, según ha indicado la agencia de la ONU para los refugiados. El reasentamiento o la admisión humanitaria de las personas más vulnerables aliviarían también el coste a corto plazo de tratar, apoyar y proteger a los refugiados que afrontan los países vecinos de Siria.

"La caída de la solidaridad internacional ha llevado a los países limítrofes con Siria a incrementar las restricciones en sus fronteras. La desesperada población civil no puede escapar de la guerra. Los países ricos deben asumir un mayor compromiso para reasentar a los refugiados y aumentar su apoyo a la región para que las fronteras se mantengan abiertas," afirma Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego de Refugiados. "El mero hecho de no compartir frontera con Siria no significa que quedemos libres de responsabilidad", añade.

La coalición de ONG hacen también un llamamiento a aquellos Estados que históricamente no han participado en el reasentamiento de refugiados, como los países del Golfo o de América Latina, para que se sumen a otros Estados en su compromiso de a llevar a cabo reasentamientos y admisiones humanitarias de refugiados.

Aparte de esto, los Gobiernos pueden ofrecer mucho más apoyo a los refugiados de Siria en 2015 a través de iniciativas innovadoras, por ejemplo mediante la oferta de plazas universitarias y permisos de trabajo, a la vez que se les brinda protección plena de conformidad con lo previsto en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

El Gobierno de España ha aceptado hasta la fecha a 130 refugiados, lo que está muy por debajo de las acuciantes necesidades de esta población. Por ello, ello instamos al Gobierno a que amplíe esta cifra significativamente, acorde con la situación. El Gobierno, además, debe comprometer fondos al Programa Mundial de Alimentos que acaba de hacer un llamamiento internacional para cubrir la ayuda alimentaria de diciembre para 1,7 millones de refugiados.

Para leer más