3 de julio de 2020
25 de mayo de 2020

Más de un millar de mercenarios rusos y sirios se retiran del frente de batalla en Libia

Más de un millar de mercenarios rusos y sirios se retiran del frente de batalla en Libia
Imagen de archivo de un sistema de defensa aérea Pantsir de las fuerzas de Haftar destruido por las fuerzas del Gobierno de unidad en Trípoli - -/PPI VIA ZUMA WIRE/DPA

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Más de un millar de mercenarios rusos y sirios desplegados en Libia se han retirado de las líneas del frente de batalla tras la operación militar turca que ha contribuido a bloquear la ofensiva de las fuerzas del general Jalifa Haftar contra la capital del país norteafricano.

La intervención de las fuerzas militares turcas ha conseguido detener la ofensiva sobre Trípoli lanzada por las fuerzas del general Haftar, que apoya a las autoridades asentadas en el este de Libia y se niega a respaldar al Gobierno de unidad, respaldado por Naciones Unidas.

Los mercenarios --que trabajan para la compañía militar privada Wagner, dirigida por una persona cercana al presidente de Rusia, Vladimir Putin-- han descendido hasta la ciudad de Bani Walid en el marco de la retirada conjunta realizada con las fuerzas bajo el mando del general Haftar en los últimos días para abandonar los suburbios de la periferia de la capital libia, según ha explicado el alcalde de esta urbe, Salem Alaywan, en una entrevista telefónica este domingo.

Fuentes gubernamentales de países occidentales han asegurado que más de 1.400 mercenarios rusos se desplegaron en 2019 en Libia para apoyar a las fuerzas del general Haftar, que cuenta además con el respaldo de Egipto y de Emiratos Árabes Unidos. Su objetivo es desbancar al Gobierno de unidad liderado por el primer ministro Fayez Serraj, apoyado por Turquía.

Haftar tenía sus fuerzas preparadas para intentar tomar la capital libia pero el refuerzo de la intervención militar turca en enero ha conseguido detener su ofensiva. Alaywan ha dicho que hay unos 1.500 mercenarios rusos y sirios que han volado desde Bani Walid a la base aérea de Juffra, en el centro del país y controlada por la fuerzas de Haftar, según informa Bloomberg.

El alcalde ha señalado que los mercenarios están todavía llegando a la ciudad, que quiere permanecer neutral en la guerra y que no apoya su presencia. "Estamos opuestos a que haya mercenarios extranjeros en Bani Walid o en Libia", ha subrayado.

Los dos bandos enfrentados han contado con el respaldo de mercenarios. En enero, Turquía comenzó a enviar a miles de milicianos sirios para apoyar al Gobierno de Trípoli y Haftar tiene el apoyo de combatientes sudaneses y sirios.

El resdespliegue de las fuerzas del general Haftar llega después de que realizara un nuevo llamamiento a las armas en un mensaje de audio difundido el sábado, días después de que su jefe de la Fuerza Aérea avisara de que pondrán en marcha una campaña contra las fuerzas turcas en suelo libio.

El ministro del Interior del Gobierno de unidad libio, Fathi Bashagha, ha contado a Bloomberg que Haftar ha recibido una flota de aviones de la época soviética procedentes de una base controlada por Rusia en Siria.

Para leer más