25 de mayo de 2019
17 de mayo de 2019

May achaca a la falta de consenso en el Partido Laborista el fracaso de las conversaciones con Corbyn

May achaca a la falta de consenso en el Partido Laborista el fracaso de las conversaciones con Corbyn
STEFAN ROUSSEAU/PA WIRE/DPA

LONDRES, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra británica, Theresa May, ha achacado a la falta de consenso en el Partido Laborista el fracaso de las conversaciones con su líder, Jeremy Corbyn, para intentar llegar a un acuerdo sobre cómo superar el actual bloqueo parlamentario en torno al Brexit.

"Ha habido temas en los que hemos sido capaces de encontrar terreno común, pero otras cuestiones han demostrado ser mucho más difíciles", ha dicho en declaraciones a la prensa desde una reunión 'tory' en Bristol.

"En particular, no hemos sido capaces de superar el hecho de que no hay una posición común en el Partido Laborista sobre si quieren el Brexit o un segundo referéndum para revocarlo", ha sostenido May, según informa BBC.

A pesar de ello, no ha dado todo por perdido, indicando que el Gobierno valorará el resultado de las conversaciones con los laboristas para ver si "hay algunos votos" más para algunas propuestas de Westminster.

Horas antes, Corbyn ha notificado por carta a May el fin de las conversaciones alegando que la "debilidad" del actual Gobierno lleva a pensar que nada de lo que se acuerde podrá ser avalado en el Parlamento.

Corbyn ha valorado que se han desarrollado "de buena fe" y han sido "detalladas y constructivas" porque han sido capaces de superar sus "brechas políticas".

Sin embargo, "la creciente debilidad e inestabilidad de su Gobierno significa que no se puede confiar en garantizar cualquier cosa que pueda ser acordada entre nosotros", ha considerado.

May se ha comprometido a dimitir una vez consiga que el Parlamento apruebe el acuerdo del Brexit negociado por Londres y Bruselas, que ha sido rechazado tres veces por la Cámara de los Comunes.

Se espera que la primera semana de junio se someta a una cuarta y última votación, tras lo cual se abriría el proceso de sucesión interna en el Partido Conservador y, en consecuencia, en Downing Street.

Solo entonces, ha explicado Corbyn, el Partido Laborista analizará "cuidadosamente cualquier propuesta que el Gobierno desee plantear para romper el punto muerto sobre el Brexit".

MAY ANALIZA LOS PASOS A DAR

Así las cosas, un portavoz de May ha dicho que el Gobierno está analizando los próximos pasos, incluido el intentar conseguir el apoyo de diputados conservadores que rechazan hasta ahora el acuerdo para la salida de la UE.

Según ha explicado el portavoz, pese a que ha habido progresos reales en algunas cuestiones, las negociaciones con los laboristas se han topado con escollos como las aduanas y un segundo referéndum.

May trabajará ahora para garantizar el respaldo parlamentario al Acuerdo de Retirada y hablar con los diputados del Partido Conservador así como los del partido unionista norirlandés que le apoya para intentar atajar sus preocupaciones y lograr su respaldo para la decisiva votación de principios de junio, ha añadido el portavoz.

Por otra parte, una fuente de la oficina de May ha advertido en declaraciones a Reuters de que si si los diputados no aprueban la legislación necesaria para ratificar el Brexit antes del parón veraniego las opciones disponibles serán "significativamente menos aceptables".

"Si la Ley del Acuerdo de Retirada no es aprobada antes del receso veraneigo, entonces la elección será significativamente menos agradable porque los argumentos sobre un 'no acuerdo' y si se debe revocar o no el Artículo 50 (por el que se activó el divorcio) se convertirán en más sonoros", ha subrayado la fuente.

Asimismo, ha dicho que la ley incluirá "nuevos aspectos" para reflejar las discusiones que el Gobierno ha mantenido con diputados sobre sus preocupaciones, que han hecho que hasta el momento el acuerdo haya sido rechazado en tres ocasiones en la Cámara de los Comunes.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional