19 de septiembre de 2019
22 de junio de 2014

Al menos 16 muertos en el ataque del Ejército sirio a Muhassan

AMMAN, 22 Jun. (Reuters/EP) -

   Al menos 16 personas han muerto y decenas han resultado heridas este sábado durante el bombardeo de aviones del Ejército sirio en la ciudad de Muhassan, situada en la frontera con Irak y que desde hace un día está bajo el control de milicianos del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS).

   En al menos cinco incursiones, el Ejército sirio ha bombardeado zonas residenciales de la ciudad de Muhassan, situada a unos 100 kilómetros de Irak. Estos ataques han tenido lugar un día después de que los líderes tribales de la ciudad prometiesen lealtad al ISIS.

   La rama siria de los milicianos islamistas, cuyo objetivo es crear un estado islámico en el territorio, se hizo el viernes con el control de Muhassan, Albulil y Albuomar. Estas tres ciudades tienen una importancia estratégica, al estar situadas en la frontera de Siria con Irak.

   Varios testigos han indicado que los aviones de combate sirios han partido desde el aeropuerto militar de Deir al Zor y han bombardeado zonas bajo el control del ISIS. Además, han asegurado que las bombas han alcanzado zonas cerca de la ciudad de Abu Kamal.

   "Las fuerzas de Assad --en referencia al presidente sirio, Bashar al Assad-- quieren castigar a ciudades como Muhassan por su apoyo al ISIS. Esta campaña de bombardeo está proporcionando ayuda al líder chií Nuri al Maliki --el primer ministro iraquí-- para destruir al ISIS después de sus victorias", ha explicado Abdulá al Mashour, simpatizante de la milicia islamista residente en Muhassan.

   Por su parte, fuentes de la oposición han afirmado que los siguientes objetivos del ISIS serán las ciudades de Shuheel, Mayadin y Abu Kamal, actualmente en manos de organizaciones  islamistas rivales.

   El ISIS controla en este momento alrededor del 70 por ciento de la región de Deir al Zor, según fuentes rebeldes. Pese a que algunas ciudades han sido tomadas después de cruentas batallas, otras zonas han sido obtenidas sin ningún tipo de enfrentamiento.

   En este sentido, la milicia islamista ha intentado obtener apoyo entre las tribus Bakkir y al Akaidar en Deir al Zor, donde muchas de sus bases se sienten atraídas hacia la lucha del ISIS.

    Deir al Zor es de por sí uno de los escenarios de combates entre Gobierno y oposición más importantes del conflicto, por no mencionar que desde ahí parten diariamente cientos de sirios a campos de refugiados iraquíes.