23 de octubre de 2019
8 de septiembre de 2018

Al menos 18 muertos en combates entre el Ejército sirio y las milicias kurdo-árabes en Qamishli

Al menos 18 muertos en combates entre el Ejército sirio y las milicias kurdo-árabes en Qamishli
RODI SAID/REUTERS - ARCHIVO

AMÁN, 8 Sep. (Reuters/EP) -

Al menos 18 personas han muerto en enfrentamientos entre el Ejército sirio y las milicias de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en la ciudad de Qamishli, en el noreste de Siria controlado por las FDS, una coalición de milicias kurdas y árabes respaldada militarmente por Estados Unidos.

Los combates comenzaron este sábado en el centro de la ciudad cuando un convoy militar sirio entró en una zona de la ciudad bajo control de las FDS, según han informado fuentes kurdas.

"Entraron en zonas bajo nuestro control y arrestaron a civiles. Miembros de la patrulla atacaron a nuestras fuerzas", han informado las fuerzas de seguridad interna de las FDS, conocidas como Asayish. Entre los fallecidos hay siete combatientes de las fuerzas Asayish y once militares sirios, según esta fuente.

Fuentes progubernamentales han informado a los medios estatales de que una patrulla militar fue atacada por fuerzas kurdas cuando se dirigía al aeropuerto y confirma varios fallecidos.

Las FDS controlan la mayor parte de la ciudad de Qamishli, mientras que el Ejército tiene presencia en el aeropuerto y en una zona del centro de la localidad. Estos enfrentamientos son relativamente frecuentes a pesar de la tregua tácita entre las fuerzas gubernamentales y las FDS, fuerzas armadas de la autoproclamada República de Siria del Norte, integradas fundamentalmente por las Unidades de Protección Popular (YPG).

Sin embargo, el Gobierno de Damasco sigue pagando los salarios de muchos de los funcionarios que siguen trabajando en las zonas bajo control de las FDS. Además, Damasco sigue recibiendo ingresos de los campos petrolíferos de esta región. Recientemente ha habido contactos entre autoridades sirias y de la federación de Siria del Norte para intentar lograr un acuerdo político que respete la autonomía del norestes del país.