28 de noviembre de 2020
16 de diciembre de 2012

Al menos 25 muertos en un ataque de las fuerzas de Al Assad en Hama

BEIRUT, 16 Dic. (Reuters/EP) -

Al menos 25 personas han perdido la vida este domingo durante la ofensiva de las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, sobre la localidad de Helfaya, en la provincia de Hama, según ha denunciado un activista de la oposición.

En el ataque, el primero contra esta localidad desde el pasado mes de febrero, han sido utilizados aviones militares y artillería. Después las tropas han entrado por tierra.

Un video colgado en Youtube muestra los cuerpos sin vida de tres jóvenes en medio de una calle y más cadáveres más dentro de varios vehículos, algunos de ellos muy desfigurados. También se pueden observar miembros sueltos cerca de varios muros y dentro de una vivienda cercana.

El activista opositor ha explicado que Helfaya está controlada por los insurgentes y que fue asaltada después de que las milicias atacaran varios controles de las fuerzas del régimen situados cerca de la localidad.

También este domingo la aviación del régimen ha bombardeado Azaz, una localidad situada cerca de la frontera con Turquía, y ha destruido al menos tres casas. Cientos de vecinos han huido ante este ataque, que también ha provocado el pánico en los campamentos de refugiados levantados al otro lado de la frontera, según fuentes turcas.

La mayoría de las bombas han caído en el centro de Azaz, situada en una zona controlada por los rebeldes, pero al menos una impactó a apenas 500 metros de suelo turco. "Es muy cerca de la frontera con Turquía (...). También ha habido bombardeo en el centro de Azaz. Unas 500 personas intentan ahora venir a Turquía", ha indicado una autoridad turca en declaraciones bajo condición de anonimato.

Las explosiones se pudieron escuchar en localidades turcas situadas a varios kilómetros de la frontera, como Kilis, donde se ha levantado uno de los campamentos para refugiados sirios. "Los aviones de Al Assad siguieron a los refugiados (...). Han disparado cohetes y la gente está muy asustada. Sienten que podrían ser masacrados", ha afirmado un miliciano sirio en declaraciones a Reuters después de hablar con su hermano, interno en el campamento de Kilis.