22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 27 de noviembre de 2014

    Al menos diez muertos en un ataque de milicianos contra una base militar en Cachemira

    SRINAGAR (INDIA), 27 Nov. (Reuters/EP) -

    Al menos diez personas han muerto este jueves en un ataque de milicianos contra una base del Ejército indio en Cachemira, cerca de la frontera con Pakistán, según fuentes oficiales.

    El ataque, el más grave en más de un año por el número de muertos que ha dejado, se ha producido el mismo día en el que el primer ministro indio, Narendra Modi, y su homólogo paquistaní, Nawaz Sharif, se han reunido en la Cumbre de líderes del sur de Asia en Nepal, donde han firmado un acuerdo para crear una red eléctrica regional.

    Según ha contado un alto oficial del Ejército indio, unos cuatro o cinco hombres armados han atacado la base de Arnia, localizada a unos 4 kilómetros de la frontera con Pakistán. Los milicianos se han dividido en dos grupos, uno que se ha dirigido al bunker dentro de la base y otro que se ha desplegado dentro de una vivienda en el pueblo.

    Tres soldados y tres civiles han perdido la vida en el tiroteo, según ha confirmado el ministro principal de la Cachemira india, Omar Abdulá. "Mis condolencias a las familias", ha expresado. "El ataque ha sido un intento deliberado de perturbar las relaciones entre rivales. Algunas cosas nunca cambian", ha añadido Abdulá en su cuenta de Twitter y ha confirmado también la muerte de cuatro de los atacantes.

    El último gran atentado en Cachemira se produjo en septiembre del año pasado, cuando nueve personas murieron en un enfrentamiento armado un día después de que los líderes de los dos países acordaran reunirse al margen de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.

    India y Pakistán se han enfrentado desde su independencia en 1947 en tres guerras, dos de ellas por la región de Cachemira, que tiene una mayoría de población musulmana y cuya soberanía se disputan ambos países.

    Los milicianos separatistas islamistas han estado luchando contra las fuerzas de India en la parte india de Cachemira desde 1989. El Gobierno de India acusa a Pakistán de entrenar y armar a los rebeldes en la parte de Cachemira que controla para enviarlos a combatir a la Cachemira india, una acusación que las autoridades de Islamabad siempre han rechazado.

    Para leer más