27 de febrero de 2021
14 de marzo de 2008

Al menos dos muertos tras abrir fuego la Policía china contra los manifestantes tibetanos en Lhasa

Al menos dos muertos tras abrir fuego la Policía china contra los manifestantes tibetanos en Lhasa
REUTERS

BEIJING, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos personas murieron hoy tras abrir fuego la Policía china contra los tibetanos que se manifestaban en Lhasa y que habían prendido fuego previamente a varias tiendas y vehículos durante las protestas que desde el lunes se están produciendo en la capital de Tíbet contra el férreo control de Beijing.

Varios testigos dijeron al servicio tibetano de la emisora Radio Free Asia que habían visto al menos dos cuerpos en la zona de Barkhor, en el centro de Lhasa, mientras que informaciones no confirmadas hablan de que podría haber un balance mayor de víctimas.

"Hubo disparos y muertos", señaló un tibetano que no quiso ser identificado al servicio mandarín de RFA, subrayando que "no es conveniente hablar por teléfono". "Ahora los tibetanos locales están protestando en la zona de Barkhor", indicó otro testigo, precisando que "han saqueado las tiendas chinas y la Policía ha disparado balas reales contra la multitud".

Según RFA, los disturbios comenzaron hacia las 10:00 horas de hoy y a primera hora de la noche la mayoría de las carreteras de Lhasa permanecían cortadas, lo que ha dejado a muchos trabajadores bloqueados en sus puestos de trabajo.

De acuerdo con las fuentes tibetanas consultadas por la emisora, los manifestantes han prendido fuego y destrozado tiendas chinas y cualquier otra cosa china que han visto a su paso por la ciudad. Los manifestantes recorrieron las calles con sus tradicionales pañuelos blancos a la cabeza y al grito de "Tíbet libre". Entre los manifestantes también había numerosos monjes budistas.

Según un habitante chino de Lasha, desde las 13:00 horas está en vigor un toque de queda y hacia las 15:30 horas los manifestantes se dispersaron después de que se movilizara a un gran número de policías.

Las tensiones en la capital del Tíbet han ido en aumento en los últimos días después de que la Policía bloqueara los tres principales monasterios de la ciudad. El martes, los policías chinos habían recurrido a gases lacrimógenos para dispersar a varios miles de monjes que se estaban manifestando cerca de Lhasa.

Las protestas comenzaron el lunes cuando cientos de monjes protagonizaron una manifestación con motivo del 49 aniversario del alzamiento de 1949 contra Beijing aplastado por el Ejército chino y que provocó la salida al exilio del Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet.

Precisamente, antes de que se conocieran los últimos datos de muertos en Lhasa, el Dalai Lama había hecho un llamamiento hoy a las autoridades chinas para que abandonaran el uso de la "fuerza bruta" contra los manifestantes en Lhasa.

"Estas protestas son una manifestación del arraigado resentimiento del pueblo tibetano bajo el presente gobierno", afirmó en una declaración. "Por tanto, apelo a las autoridades chinas a que dejen de usar la fuerza y aborden el resentimiento del pueblo tibetano a través del diálogo con el pueblo tibetano", añadió.