22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 2 de noviembre de 2014

    Al menos seis heridos en las manifestaciones por la muerte de un ecologista en un enfrentamiento con policías

    PARÍS, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Al menos seis personas han resultado heridas y una veintena han sido detenidas en las manifestaciones que han tenido lugar este sábado en las ciudades francesas de Nantes y Toulousse, como protesta por la muerte del joven ecologista Rémi Fraisse hace una semana tras un enfrentamiento con policías.

    En el centro de Nantes se han producido varios altercados, cuando varios manifestantes han lanzado botellas de vidrio y objetos contundentes contra las fuerzas de seguridad, que ha empleado gases lacrimógenos para despejar las protestas, según ha informado el diario francés 'Le Figaro'.

    Entre los heridos se encuentran tres policías. El centro de la ciudad también ha sufrido actos de vandalismo, cuando varios manifestantes han roto las ventanas de tiendas y bancos y han incendiado contenedores de basura.

    En Toulousse se ha vivido una situación similar, con actos de vandalismo y enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad en los que se han registrado lanzamientos de adoquines y uso de gases lacrimógenos por parte de la Policía.

    "INSULTO A LA MEMORIA DE FRAISsE"

    Como consecuencia, el primer ministro, Manuel Valls, ha condenado estos actos y ha denunciado "graves daños" a propiedades privadas y públicas, citando incendios y el lanzamiento de "proyectiles peligrosos" durante las protestas.

    Valls ha elogiado la actuación de las fuerzas de seguridad y ha criticado los "comportamientos antidemocráticos" de los manifestantes, que considera que violan el derecho de los manifestantes pacíficos "para expresarse". "Son un insulto a la memoria de Rémi Fraisse", ha subrayado.

    MUERTE DE FRAISSE

    Las protestas se habían convocado para realizar un acto de homenaje al ecologista Rémi Fraisse, de 21 años de edad, que murió el fin de semana pasado en un enfrentamiento con agentes de la Policía durante una manifestación que pretendía impedir la construcción de una presa en los humedales de Testet, en el sur del país.

    La muerte de Fraisse ha provocado numerosas manifestaciones y críticas a la actuación del Gobierno. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, rechazó presentar su dimisión, al considerar que tiene el "deber moral" de esclarecer lo ocurrido.

    El fiscal general del país aseguró que el manifestante murió como consecuencia de una granada ofensiva, un artefacto explosivo empleado en ocasiones por parte de las fuerzas de seguridad para dispersar protestas en caso de disturbios graves.

    Para leer más