10 de abril de 2020
16 de noviembre de 2018

Merkel intenta apaciguar el descontento durante su visita a Chemnitz, foco de las protestas ultraderechistas en Alemania

Merkel intenta apaciguar el descontento durante su visita a Chemnitz, foco de las protestas ultraderechistas en Alemania
REUTERS / POOL NEW

CHEMNITZ/BERLÍN, 16 Nov. (DPA/EP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha visitado este viernes la ciudad de Chemnitz, foco de protestas ultraderechistas hace tres meses, para acercarse a sus ciudadanos e intentar apaciguar el descontento que se cierne en la región desde que en 2015 llegaran cerca de 900.000 refugiados.

Las protestas, en las que llamaron a dar caza al inmigrante tras la muerte de un alemán de origen cubano a manos supuestamente de un grupo de refugiados a finales de agosto, dieron la vuelta al mundo. Ahora, la canciller se ha reunido con un grupo de ciudadanos y ha reconocido una vez más que el Gobierno cometió errores en la política de refugiados.

Sin embargo, en el encuentro organizado por el diario local 'Freie Presse' con unos cien suscriptores, Merkel ha subrayado que los errores no radicaron en ayudar a los refugiados a corto plazo, sino en no ocuparse a tiempo de los países y regiones de origen.

Asimismo, ha afirmado que puede entender la agitación y excitación de muchas personas en la ciudad después de la muerte del ciudadano alemán, si bien ha insistido en que esto no justifica que se cometan delitos durante manifestaciones de la ultraderecha.

Chemnitz forma parte del estado federado de Sajonia, una región feudo del partido populista de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD), donde las protestas contra su política migratoria son particularmente feroces.

La tardanza de Merkel a la hora de visitar el lugar desató toda una serie de críticas de las que la canciller ha intentado defenderse diciendo que durante mucho tiempo pensó cuándo sería el mejor momento para su visita teniendo en cuenta que ella tiene un efecto polarizador en muchas personas. Asimismo, ha argumentado que no quería venir cuando la situación estuviera tan tensa.

Las fuerzas de ultraderecha se valieron de la muerte de este joven de 35 años a finales de agosto para agitar el odio contra los extranjeros, especialmente contra los solicitantes de asilo. Desde entonces ha habido ataques xenófobos, ataques a restaurantes judíos, persas y turcos, y se desarticuló el grupo terrorista de derecha 'Revolución Chemnitz'.

En este contexto, Merkel ha pedido a los ciudadanos insatisfechos que se distancien de los xenófobos y de los radicales de derecha durante las manifestaciones, al tiempo que ha argumentado que "es bueno que haya tal distinción".

En la que es su segunda visita desde 2009 a la tercera mayor ciudad del este de Alemania, con casi 250.000 habitantes, Merkel ha acudido también a un entrenamiento de los equipos sub-16 y sub-19 del equipo de segunda división el Niners Chemnitz, en el Richard-Hartmann-Hallek.

Acompañada de un gran número de medios de comunicación, ha intercambiado unas palabras con jugadores, entrenadores y directivos del club, que le han explicado detalles sobre el trabajo con los jóvenes.

Asimismo, entre los dos actos mantuvo una reunión a puerta cerrada con el primer ministro de Sajonia, el conservador Michael Kretschmer, y la alcaldesa de la ciudad, Barbara Ludwig.

La Policía preparó un gran despliegue de seguridad para hacer frente a todas las posibles eventualidades y a la manifestación de esta tarde convocada por la ultraderecha. Junto con los agentes de Sajonia cuentan con fuerzas de antidisturbios de Baden-Wurtemberg, Renania del Norte-Westfalia y Turingia, así como la Policía federal alemana.

Para leer más