23 de octubre de 2019
10 de abril de 2008

México.- Un comité internacional denuncia que los abusos de DDHH en México "están más generalizados" que hace 10 años

La CCIODH destaca la "impunidad de los servidores públicos", que se apoyan en un "sistema judicial incapaz e ineficaz"

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH) denunció hoy en Madrid que México sufre "nuevas vulneraciones de Derechos Humanos" respecto a hace diez años y que esta situación, de la que responsabilizó al presidente mexicano, Felipe Calderón, es "extremadamente crítica y está algo más generalizada" en el país, ya que los ataques no sólo se producen sobre activistas de Derechos Humanos.

La CCIODH presentó hoy siete conclusiones de su sexta visita a México desde 1998, realizada el pasado febrero con motivo del décimo aniversario de la "masacre" de Acteal, así como otras tantas recomendaciones a las autoridades mexicanas. La rueda de prensa no es sino un adelanto del informe --aún en proceso de elaboración-- que la agrupación presentará en mayo en Atenco, donde en mayo de 2006 la Policía acabó violentamente con la resistencia de la gente del lugar y los activistas, que se oponían a abandonar sus casas para que el Gobierno construyera un aeropuerto.

Las siete conclusiones que extrajo la CCIODH de su última visita a México se resumen en que la situación de Derechos Humanos en el país es "extremadamente crítica" y que el responsable es "el Gobierno de Felipe Calderón --presidente de México--". Además, el grupo concluye que en todas las regiones visitadas existe un "patrón de comportamiento continuado y común", que calificó de "política de Estado", en el que participan "no sólo los cuerpos policiales, sino cada vez más activamente el Ejército". También destacó la "impunidad de los servidores públicos", que se apoyan en "un sistema judicial que muestra claros signos de incapacidad, ineficacia y una evidente falta de voluntad". Por último, la CCIODH apuntó que en todas las zonas visitadas existen "dinámicas de exclusión y desigualdad" y que las autoridades no buscan una "reparación" de los daños individuales y colectivos.

En cuanto a las recomendaciones, destacan las propuestas de la CCIODH de reformar "profundamente" la instituciones del Estado mexicano, asegurando la "responsabilidad penal" de los funcionarios que cometan abusos de Derechos Humanos. Para esto sería necesario "desmontar por completo el modelo de represión contra las expresiones de disidencia social, cultural y política". La agrupación activista animó también a los civiles mexicanos a que sigan "con los procesos organizativos en defensa de los derechos y las libertades".

En la gira, la plataforma entrevistó a más de 600 personas entre víctimas de la "represión" de la Policía en Atenco, Acteal, Chiapas, Oaxaca y Guatemala, instituciones gubernamentales, periodistas y colectivos sociales. La CCIODH presentó ante los medios un vídeo con una selección del contenido de los encuentros.

En él, algunas víctimas y familiares denunciaron las torturas, las detenciones y los asesinatos perpetrados por la Policía mexicana y se quejaron de no haber recibido "apoyo moral" de las autoridades de México. Además, en su lugar, aseguraron haber sido objeto de "amenazas con armas". También lamentaron que las promesas del Gobierno de Chiapas de liberar a los detenidos en la "represión" sean "puras mentiras y fantasías".

Respecto a las autoridades, el gobernador de Chiapas defendió que todos los Policías que cometieron abusos "están encarcelados", aunque las familias de las víctimas aseguran que "ni un solo agente ha pisado una cárcel". Por este motivo, desearon que se les encarcele de verdad y que se dejen de manipular juicios, que son "totalmente falsos" y en los que se condena a civiles "sin una sola foto como prueba".

Un ex preso por los incidentes de Atenco destacó las 27 violaciones sufridas por varias "compañeras" de la resistencia, entres las que se encontraba una española, y denunció que "se trata de un acto de Estado y no de un hecho aislado de un Policía".