28 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Los miembros permanentes de la ONU exigirán a Irán que suspenda sus actividades nucleares a finales de agosto

Los miembros permanentes de la ONU exigirán a Irán que suspenda sus actividades nucleares a finales de agosto

NUEVA YORK, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU acordaron ayer un proyecto de resolución en virtud del cual si Teherán no suspende de aquí a finales de agosto sus actividades de enriquecimiento de uranio podría ser sancionada económica y diplomáticamente. El texto ha sido presentado formalmente al resto de miembros del organismo y la próxima semana se podría tomar una decisión.

El nuevo proyecto es menos duro que el anteriormente presentado por Reino Unido, Francia y Alemania, con el apoyo de Estados Unidos, en el que se amenazaba con sanciones inmediatas a Irán. Al final, a falta de acuerdo sobre el anterior, se ha decidido dar en el nuevo texto un nuevo plazo a Teherán e incluir la amenaza de posibles sanciones.

El acuerdo supone una victoria para las posturas de Rusia y China, que defendían una resolución que no fuera tanto un ultimátum como una nueva petición para Irán a fin de que acepte el paquete de incentivos ofrecido como condición para suspender sus actividades nucleares.

"No se han introducido sanciones contra Irán en el proyecto de resolución que hemos concluido", declaró el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin.

El proyecto, elaborado nuevamente por Reino Unido, Francia y Alemania con apoyo estadounidense, es consecuencia del acuerdo al que llegaron el pasado 12 de julio los ministros de Exteriores de los cuatro países y los de China y Rusia para remitir el caso de Irán al Consejo de Seguridad en represalia por la falta de respuestas al paquete de incentivos que había ofrecido a Teherán.

Los ministros han pedido al resto de miembros del Consejo de Seguridad que adopten una resolución por la cual Irán debe suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio. Teherán afirmó la semana pasada que el 22 de agosto responderá a la propuesta de incentivos, pero los miembros permanentes del Consejo han decidido seguir adelante con una resolución y no esperar a la respuesta iraní.

El proyecto circuló ayer formalmente entre los 15 Estados miembros del Consejo de Seguridad y podría ser votado la semana próxima. Fuentes diplomáticas consideran posible que Estados Unidos introduzca algunas enmiendas para que el texto se apruebe lo antes posible.

El embajador estadounidense ante la ONU, John Bolton, afirmó ayer que la posible amenaza de sanciones no basta. "El paso siguiente será estudiar la sanciones en el Consejo de Seguridad y nuestra intención será conseguir a pasos forzados que se aprueben las sanciones", declaró ante el resto de miembros.