17 de septiembre de 2019
14 de noviembre de 2014

Miles de rumanos vuelven a manifestarse por los problemas con el voto exterior

BUCAREST, 14 Nov. (Reuters/EP) -

Miles de rumanos han salido a la calle este viernes en varias ciudades del país para protestas por los problemas con el voto exterior y exigir, dos días antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, unos comicios justos.

El pasado sábado comenzaron una serie de protestas por el malestar generado con el voto desde el extranjero durante la primera vuelta de las elecciones. Los rumanos, que valoran mucho a los compatriotas que han tenido que ir a trabajar a otro país, han salido este viernes a protestar por el trato recibido durante las elecciones.

En la primera vuelta de las elecciones los consulados y las embajadas rumanas en el extranjero no pudieron atender a todos los votantes. La queja principal es que se acabaron las papeletas al poco tiempo de comenzar la jornada electoral. Además, las largas colas y los impedimentos burocráticos provocaron la indignación de cientos de rumanos residentes en otros países.

El escándalo obligó al ministro rumano de Exteriores, Titus Corlatean, a dimitir de su cargo este lunes. El resto del Gobierno, liderado por el primer ministro Victor Ponta, ha anunciado que aumentará el personal y el número de cabinas para garantizar el voto secreto durante el próximo domingo. Sin embargo, varias asociaciones de rumanos en el extranjero consideran insuficientes las medidas.

El socialdemócrata Victor Ponta, actual primer ministro y candidato a presidente, solo ha sido respaldado por un 16 por ciento de los votos que han llegado desde el exterior. Por el contrario su principal rival, el liberal Klaus Iohannis, ha recibido el 46 por ciento de los votos del extranjero. Por esta razón, muchos rumanos sospechan que las irregularidades buscan reducir los votos del rival del actual Gobierno.