16 de octubre de 2019
7 de mayo de 2014

Milicianos del Frente al Nusra secuestran a cuatro refugiados sirios en la ciudad libanesa de Arsal

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Milicianos de la brigada siria Frente al Nusra, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda, han secuestrado este martes a cuatro refugiados sirios en la localidad libanesa de Arsal (este), según han informado fuentes de seguridad libanesas.

El secuestro ha tenido un día después de que los servicios de seguridad alertaran de que células de la formación habían retomado su actividad en la zona fronteriza y que planeaban nuevos atentados en el país, según ha informado el diario libanés 'The Daily Star'.

En base a las informaciones disponibles, los milicianos atravesaron la porosa frontera y secuestraron a tres miembros de una misma familia y a una persona que se encontraba en el lugar. Por el momento se desconocen los motivos del rapto.

Los avances del Ejército sirio al otro lado de la frontera con el respaldo del partido-milicia chií Hezbolá han provocado la huida de milicianos hacia Arsal, desde donde han prometido vengarse.

El Ejército libanés lanzó a mediados de abril un plan de seguridad en el valle de la Bekaa, que comparte frontera con Siria, en un intento por poner fin a los episodios de violencia registrados en la zona en los últimos meses.

El plan de seguridad en la Bekaa llegó apenas una semana después de que el Ejército implementara medidas similares en la ciudad de Trípoli y la zona norte del país para poner fin a los enfrentamientos sectarios de los últimos meses, azuzados por el conflicto en Siria.

En los últimos meses, varios grupos extremistas, entre ellos las Brigadas Abdulá Azzam y el Frente al Nusra --ambas vinculadas a Al Qaeda--, han reclamado la autoría de varios ataques con proyectiles y atentados con coche bomba en Líbano.

Estos grupos han amenazado en reiteradas ocasiones con atacar a Hezbolá por su participación en el conflicto sirio del lado de las fuerzas gubernamentales.

La intervención del grupo en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

Para leer más