23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    Milicias respaldadas por Irán desplegaron francotiradores en Bagdad durante las protestas

    Milicias respaldadas por Irán desplegaron francotiradores en Bagdad durante las protestas
    Protestas contra el Gobierno en Bagdad - REUTERS / THAIER AL-SUDANI

    BAGDAD, 17 Oct. (Reuters/EP) -

    Milicias respaldadas por Irán desplegaron francotiradores en los tejados de Bagdad durante las protestas antigubernamentales que se sucedieron en Irak a principios de octubre para denunciar la corrupción, el paro, la carestía de los productos básicos y las deficiencias en suministros básicos, como electricidad y agua potable, y que dejaron más de 100 muertos y alrededor de 6.000 heridos.

    Así han informado dos oficiales de seguridad iraquíes a Reuters en exclusiva, que han añadido que los líderes de las milicias decidieron "por su cuenta" ayudar a sofocar las protestas dirigidas al primer ministro iraquí, Adel Abdul Mahdi, cuya Administración está apoyada por grupos armados y facciones políticas iraníes poderosas.

    "Hemos confirmado la evidencia de que los francotiradores eran miembros de las milicias que informaban directamente a su comandante en lugar de al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas", ha indicado una de las fuentes iraquíes. "Pertenecen a un grupo que está muy cerca de los iraníes", ha agregado.

    Además, la segunda fuente iraquí ha asegurado que los milicianos, vestidos de negro, dispararon contra los manifestantes durante el tercer día de disturbios, cuando el número de muertos se elevó a más de 50.

    Así, los francotiradores, de los que se desconoce el número exacto, obedecieron órdenes de Abu Zainab al Lami, el jefe de Seguridad de los Fuerzas de Movilización Popular, una agrupación de paramilitares mayoritariamente musulmanes chiíes respaldados por Irán, según la segunda fuente. Al Lami tenía el mandato de anular las protestas de un grupo de otros comandantes de la milicia, ha afirmado.

    Por su parte, un portavoz de las Fuerzas de Movilización Popular, Ahmed Al Assadi, ha negado que el grupo participara en la represión. "Ningún miembro estuvo presente en las áreas de protestas ni participó en la confrontación con los manifestantes", ha indicado Al Assadi en un comunicado remitido a Reuters.

    Por otro lado, el portavoz del Ministerio del Interior iraquí, Saad Maal, ha señalado que las fuerzas de seguridad del Estado no dispararon directamente a los manifestantes y ha culpado a los tiradores "viciosos" no identificados de las muertes y heridos en masa. El Gobierno iraquí abrió una investigación para determinar quién disparó a los manifestantes y quién lo ordenó, aseguró Maal el 6 de octubre.

    También un funcionario de la oficina del primer ministro ha señalado a Reuters que sería "prematuro echarle la culpa a cualquiera de las partes, ya sea a las Fuerzas de Movilización Popular u otras fuerzas de seguridad, antes de finalizar la investigación". "Esperemos y veamos quién dio la orden 'disparar a matar'", ha apuntado.

    VISITA A IRAK

    Además, un grupo de altos comandantes de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica viajó a Irak el segundo día de las protestas y se reunió con funcionarios de Inteligencia y Seguridad iraquíes, según ha contado un diplomático de la región familiarizado con el proceso de toma de decisiones de Irán a Reuters.

    Después de la reunión, altos oficiales de la Guardia con experiencia en frenar los disturbios civiles continuaron asesorando al Gobierno iraquí, según el diplomático, aunque no se desplegaron soldados iraníes.

    También un alto comandante de una de las milicias respaldadas por Irán, que dijo que su grupo no estaba involucrado en los esfuerzos para detener las protestas o la violencia resultante, ha indicado que Teherán consultó "estrechamente" con las fuerzas que intentaban sofocar las manifestaciones.

    "Después de dos días (...) los asesores iraníes insistieron en tener un papel y nos advirtieron que las protestas en curso, si no se revertían, socavarían el Gobierno de Mahdi", ha afirmado.

    El papel de Irán en los disturbios antigubernamentales es una prueba más del alcance que el país tiene en Irak, donde un número considerable de excomandantes de la milicia son ahora miembros del Parlamento y apoyan la agenda iraní.

    La estabilidad del gobierno iraquí es buena señal para Irán, que ha ido acumulando influencia en Irak desde 2003, cuando la invasión liderada por Estados Unidos derrocó a Saddam Hussein. Asimismo, Irán es el mayor socio comercial de Irak.

    La delegación de Irán en Naciones Unidas no ha otorgado respuestas sobre su apoyo a las milicias y su participación en la violencia contra los manifestantes. Los líderes de las milicias en Irak han negado haber recibido entrenamiento y armas de Irán.

    Para leer más