La ministra principal de Escocia dice que el referéndum es la vía adecuada para lograr la independencia

La ministra principal de Escocia dice que el referéndum es la vía adecuada para lograr la independencia
4 de diciembre de 2018 REUTERS / RUSSELL CHEYNE - ARCHIVO

EDIMBURGO, 4 Dic. (Reuters/EP) -

La ministra principal de Escocia y líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Nicola Sturgeon, ha asegurado este martes que la vía adecuada para que la región británica logre la independencia es la celebración de un referéndum acordado con las autoridades de Londres.

Sturgeon está afrontando crecientes presiones de sectores nacionalistas para que impulse la separación de Reino Unido con la convocatoria de un referéndum sin el permiso del Parlamento británico o directamente con una declaración de secesión.

"Sobre el tema del referéndum, la política del SNP es y continúa siendo que la ruta a la independencia pasa por un referéndum", ha afirmado Sturgeon, en declaraciones al diario 'The Herald'.

"Eso es así por una buena razón. Esa es la forma de aprobar cualquier votación de la naturaleza que sea, una oportunidad para las personas para expresar de manera inequívoca la visión mayoritaria a favor de la independencia en un proceso que es legítimo y que sería aceptado", ha subrayado.

Tras lo sucedido con el referéndum de independencia en Cataluña en 2017, el Gobierno de Madrid asumió el control de la región autónoma aplicando el artículo 155 de la Constitución. El movimiento independentista catalán tiene amplio seguimiento entre sus homólogos en Escocia, también en las filas del SNP.

En el caso de Escocia, el Parlamento británico tiene que dar su aprobación para celebrar un referéndum de secesión, según una convención constitucional, y la primera ministra británica, Theresa May, ha descartado que se convoque ahora una consulta.

En el referéndum de 2014, los escoceses votaron de forma mayoritaria a favor de la permanencia en Reino Unido, con 55,3 por ciento de votos apoyando esa opción y un 44,7 por ciento abogando por la ruptura con Reino Unido.

En la actualidad, el apoyo a la secesión se aproxima al 45 por ciento aunque las encuestas muestran que aumenta el rechazo escocés a al acuerdo alcanzado por May con la Unión Europea para el proceso de salida de la Unión Europea.

En 2017, May se negó a aceptar la aplicación de la llamada Sección 30, que habría permitido a Escocia celebrar otro referéndum de independencia. El Partido Laborista, la principal formación opositora británica, descartó el pasado fin de semana llegar a un acuerdo con Sturgeon para convocar un referéndum de secesión a cambio de su respaldo para un gobierno liderado por los laboristas.

Contador

Últimas noticias