9 de abril de 2020
21 de mayo de 2014

El ministro de Cultura expresa su apoyo a Haftar y urge a sus colegas a hacer lo mismo

TRÍPOLI, 21 May. (Reuters/EP) -

El ministro de Cultura de Libia, Habib Amin, ha expresado su apoyo al ex general Jalifa Haftar, que ha lanzado una ofensiva contra las milicias islamistas, y ha instado a sus colegas de Gobierno a hacer lo mismo.

"Apoyo al (autoproclamado) Ejército Nacional de Libia", ha dicho Amin a la agencia de noticias británica Reuters, en alusión a las tropas de Haftar.

Además, el titular de Cultura ha anunciado que ya no reconoce al Parlamento porque ha demostrado ser incapaz de gobernar el país, al tiempo que le ha culpado de la actual crisis de seguridad por autorizar la creación de las milicias.

A este respecto, ha revelado que algunos diputados han pedido al Ejecutivo que armara a Ansar al Sharia, vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, para combatir a Haftar. "El Gobierno se ha negado", ha aclarado.

Amin es el primer miembro del Gobierno que ha dado públicamente su apoyo a las fuerzas irregulares. Horas antes, la agencia de noticias oficial, LANA, había anunciado que el ministro de Interior, Salé Mazeg, respaldaba también a Haftar, pero Mazeq lo ha desmentido.

Actualmente, Libia está inmersa en su enésima crisis de seguridad, debido a la ofensiva lanzada el pasado viernes por las tropas Haftar contra las milicias islamistas instaladas a las afueras de la ciudad de Benghazi, en el este.

Al margen de los 43 muertos y los 150 heridos que han dejado estos enfrentamientos, los choques han evidenciado la fragilidad del Gobierno libio, ya que, además de Amin, algunos sectores de las Fuerzas Armadas y autoridades regionales han dado su apoyo a Haftar.

La reaparición de Haftar, que vivió 20 años en Estados Unidos, coincide con la crisis de Gobierno que el pasado lunes llevó al primer ministro interino, Abdulá al Thinni, a solicitar al Parlamento que repitiera la votación para la elección de su sucesor.

Si la sede legislativa fracasara en su intento de elegir un primer ministro de consenso, Al Thinni ha propuesto que su Gobierno continúe, aunque sea de forma interina, hasta la celebración de elecciones generales, que podrían fijarse para el próximo 25 de junio.

A pesar de ello, el primer ministro electo, Ahmed Maitiq, confía en que el Parlamento siga adelante con su nombramiento y en que le otorgue pronto un Gabinete que, según ha prometido hoy, estará abierto a todas las facciones políticas.

El Parlamento, que aún no se ha pronunciado, está dividido entre las fuerzas pro islamistas encabezadas por la rama libia de Hermanos Musulmanes, y los nacionalistas, aunque también cuenta con un puñado de regionalistas e independientes.

Para leer más