27 de septiembre de 2020
5 de agosto de 2020

Mnangagwa nombra al vicepresidente y líder del golpe contra Mugabe como ministro de Sanidad de Zimbabue

Mnangagwa nombra al vicepresidente y líder del golpe contra Mugabe como ministro de Sanidad de Zimbabue
El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa - 2019 GETTY IMAGES / TAFADZWA UFUMELI - ARCHIVO

EEUU sanciona a un empresario cercano a Mnangagwa y Chiwenga al que acusa de corrupción

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, ha nombrado al vicepresidente, Constantino Chiwenga, como nuevo ministro de Sanidad, cerca de un mes después del cese del titular de la cartera por su supuesta implicación en un caso de corrupción vinculado con la compra de suministros por la pandemia de coronavirus.

"Al tomar esta decisión, su excelencia el presidente ha tenido en cuenta la urgente necesidad de estabilizar, reestructurar y reformar el sistema sanitario para hacer frente mejor a los desafíos de la pandemia de coronavirus y, en el proceso, garantizar un rápido cambio en la sanidad nacional", ha señalado la Presidencia en un comunicado.

Chiwenga, un exjefe del Ejército de Zimbabue que encabezó el golpe de Estado que derrocó en noviembre de 2017 al entonces presidente, Robert Mugabe, para llevar al cargo a Mnangagwa, sucede así a Obadiah Moyo, imputado por su presunta responsabilidad en el citado caso de corrupción.

La Fiscalía responsabiliza a Moyo de conceder un lucrativo contrato a una compañía llamada Drax International por valor de unos 60 millones de dólares en equipos médicos, a sabiendas de que la compañía no era una empresa farmacéutica sino una consultora.

El periodista que desveló el escándalo, Hopwell Chinono, fue detenido semanas después e imputado por "incitación a la violencia" junto al opositor Jacob Ngarivhume, una decisión criticada desde Naciones Unidas, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Así, la ONU alertó a finales de julio de que las autoridades de Zimbabue podrían estar empleando la epidemia de coronavirus como un "pretexto para reprimir la libertad de expresión y las libertades de reunión y asociación pacíficas" en el país.

El propio Mnangagwa ha prometido "purgar" a los opositores, a los que ha descrito como "manzanas podridas", ante el incremento de las protestas y el malestar en el país por la creciente crisis económica, empeorada por la pandemia de coronavirus.

Las autoridades zimbabuenses han confirmado hasta la fecha 4.221 casos de coronavirus, con 81 fallecidos, según datos facilitados por los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades (África CDC), dependientes de la Unión Africana (UA).

SANCIONES DE EEUU

Por otra parte, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado este mismo miércoles sanciones contra un empresario cercano a Mnangagwa y Chiwenga por "dar apoyo a la cúpula del Gobierno de Zimbabue", al tiempo que le ha acusado de corrupción.

En su comunicado, ha detallado que el afectado por las sanciones es el empresario Kudakwashe Tagwirei, propietario de Sakunda Holdings, sobre la que también se han impuesto medidas punitivas.

"Las acciones de hoy coinciden con el segundo aniversario de la violenta represión del Gobierno de Zimbabue contra sus ciudadanos por protestar contra unas elecciones con defectos y el retraso en los resultados, que se saldaron con la muerte de al menos seis civiles", ha dicho el Departamento.

En este sentido, el subsecretario del Tesoro, Justin Muzinich, ha destacado que "Tagwirei y otras élites de ZImbabue han hecho descarrilar el desarrollo económico y han dañado al pueblo de Zimbabue a través de la corrupción".

"Estados Unidos apoya el bienestar económico del pueblo zimbabuense y actuará los actos represivos y corruptos por parte de políticos de Zimbabue y de los que les financian", ha remachado.

La crisis en Zimbabue ha provocado además un deterioro de las relaciones con Estados Unidos, después de que el partido gubernamental, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), tildara de "matón" al embajador del país norteamericano, Brian Nichols, y amenazara con expulsarle del país.

El portavoz del ZANU-PF, Patrick Chinamasa, acusó la semana pasada a Nichols de interferir en los asuntos internos del país africano y dijo que el embajador y "un grupo de gángsters" deberían "dejar de movilizar y financiar disturbios". Asimismo, acusó al embajador de "coordinar la violencia y entrenar a la insurgencia".

En respuesta, Estados Unidos convocó al embajador zimbabuense en el país, Innocent Mutembwa, para dar explicaciones, tal y como confirmó el vicesecretario de Estado de Estados Unidos para Asuntos Africanos, Tibor Nagy.

Para leer más