15 de octubre de 2019
19 de mayo de 2014

El MNLA asegura que actuó el legítima defensa en los enfrentamientos del sábado en Kidal

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) ha rechazado este domingo la versión facilitada por el Gobierno de los enfrentamientos registrados el sábado en Kidal (norte) y ha recalcado que actuó "en legítima defensa" tras un ataque de las tropas gubernamentales contra sus posiciones.

A través de un comunicado, el grupo tuareg ha afirmado que las afirmaciones del primer ministro y el ministro de Defensa, Musa Mara y Soumeylou Boubeye Maiga, respectivamente, suponen una "declaración de guerra" y unas "palabras inapropiadas en el complejo contexto político del país".

"Hoy, es deber de cada parte mostrar contención para conseguir construir una paz duradera que pasa por las negociaciones políticas que el MNLA ha reclamado incesantemente", ha sostenido.

Asimismo, ha dicho que las declaraciones de Maiga "son pura propaganda", al tiempo que ha asegurado que los "prisioneros de guerra" capturados durante los enfrentamientos "están siendo tratados en base al Derecho Humanitario".

El MNLA ha rechazado además las acusaciones formuladas por el Gobierno sobre sus actividades "terroristas" y ha recalcado que el grupo "ha hecho frente al terrorismo de una forma que no lo ha hecho el Ejecutivo, que ha demostrado laxitud (en este sentido)".

"El MNLA, fiel a sus principios de lograr un acuerdo pacífico en el Azawad, permanece abierto a un alto el fuego inmediato y sincero", ha remachado su encargado de comunicaciones, Mossa Ag Attaher.

El Gobierno ha asegurado que durante los enfrentamientos, que se han saldado con al menos 36 muertos y 87 heridos, los milicianos del MNLA atacaron la sede del gobierno de la provincia de Kidal y secuestraron a una treintena de funcionarios.

Los combates estallaron a primera hora del sábado, antes de la llegada del primer ministro maliense a la zona para realizar la primera vista a Kidal desde que fue nombrado para el cargo el mes pasado.

LA LUCHA DEL MNLA

En abril de 2012, el MNLA arrebató todo el norte de Malí, de mayoría tuareg, a las tropas gubernamentales en una rebelión cuyo fin último era la independencia, pero la revuelta fue enseguida secuestrada por tres grupos islamistas: el Movimiento de Unidad para la Yihad en África Occidental (MUYAO), Ansar Dine y Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI).

Desde entonces, los islamistas implantaron la 'sharia' (ley islámica) en las ciudades de Tombuctú, Kidal y Gao y destruyeron templos históricos en los que, según su criterio, se ejercía la idolatría.

A pesar de la declaración de independencia formulada entonces por el MNLA, ni Malí ni la comunidad internacional reconocieron el paso dado por el grupo tuareg.

A principios de enero, estos grupos islamistas comenzaron a avanzar hacia la línea de demarcación en la región de Mopti, mientras que varias unidades de los grupos 'yihadistas' presentes en la zona se desplegaron al sur de Tombuctú, lo que desencadenó una intervenció francesa que hizo replegarse a los 'yihadistas'.

Los tuareg han protagonizado varios levantamientos para conseguir que se reconozca la autonomía de dicho pueblo o la creación de un país propio en la región.

Entre 1990 y 1996, los tuareg combatieron contra Malí y Níger en una revuelta instigada por una grave hambruna en la región, la dura represión contra los derechos políticos de esta población y la crisis de refugiados derivada de la debilidad política de ambos países durante la década de los ochenta.

Más recientemente, los tuareg volvieron a tomar las armas entre 2007 y 2009 a causa de la lenta e insatisfactoria desmovilización e integración de los rebeldes en la vida civil y las Fuerzas Armadas. En el proceso, varios políticos tuareg fueron destituidos de sus cargos y algunos terminaron en la cárcel.