5 de marzo de 2021
1 de febrero de 2020

Mohamed Tawfiq Allaui, elegido primer ministro designado para formar gobierno en Irak

Mohamed Tawfiq Allaui, elegido primer ministro designado para formar gobierno en Irak
Mohamed Tawfiq Alaui - CÁMARA DE COMERCIO DE EEUU

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El exministro de Comunicaciones Mohamed Tawfiq Allaui ha anunciado este sábado que ha recibido el encargo de formar gobierno en Irak, como primer ministro designado, y poner fin así a la violenta crisis política que ha dejado más de 500 muertos en todo el país, la mayoría por la represión de las fuerzas de seguridad.

Allaui ha confirmado su nombramiento a través de un vídeo publicado en las redes sociales, en un día que expiraba el ultimátum dado por el presidente del país, Barham Salí, para elegir el nuevo primer ministro en funciones.

En el vídeo, recogido por la agencia DPA, Allaui ha manifestado su intención de combatir la corrupción y fijar una fecha para nuevas elecciones, así como su compromiso de proteger a los manifestantes que, desde hace meses, exigen la regeneración política en Irak, y llevar a sus asesinos ante la justicia.

El cargo está desempeñado actualmente por Adil Abdul Mahdi, que presentó su dimisión en diciembre pero se comprometió a seguir en su puesto hasta la designación de un sustituto.

Allaui regresa así a primer plano de la política tras servir hasta en dos ocasiones como ministro de Comunicaciones bajo el gobierno del ex primer ministro Nuri al Maliki, primero de 2006 a 2007 y después de 2010 a 2012. Dimitió en ambas ocasiones.

El nuevo primer ministro designado ha avisado a los bloques políticos iraquíes que renunciará a su cargo en el momento en que perciba que le intentan imponer a candidatos para las diferentes carteras y ha pedido paciencia para desarrollar el proceso de formación de Gobierno, que debería culminar en el plazo máximo de un mes.

Tras la designación de Allaui, la representante especial de la ONU en Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert, ha expresado su satisfacción y ha pedido medidas rápidas para implantar "reformas sustanciales y satisfacer las demandas legítimas" de los manifestantes que piden "justicia y rendición de cuentas".

"Irak necesita urgentemente avanzar. El primer ministro designado afronta una tarea monumental: formación rápida de gabinete y confirmación parlamentaria para avanzar en reformas de calado que respondan a las demandas populares de justicia y rendición de cuentas", ha apuntado Hennis-Plasschaert, según un comunicado oficial.

Además, la representante especial ha emplazado a todos los actores a apoyar el trabajo de Allaui ya que "los compromisos expresados en su declaración atienden muchas de las demandas de los manifestantes pacíficos".

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Bagdad ha expresado que las condiciones de Irak y de la región requieren de un gobierno "independiente y honesto" que esté comprometido con las necesidades del pueblo iraquí. "La designación de Mohamed Tawfiq Allaui como primer ministro debe conllevar esfuerzos para conseguir este objetivo", ha afirmado la legación a través de la red social Facebook.

"Estados Unidos considera que la seguridad en Irak es vital y trabajaremos con el nuevo gobierno una vez se haya formado para promover condiciones de estabilidad, prosperidad y soberanía en Irak", han trasladado desde la embajada estadounidense.

TENSIÓN POLÍTICA

Allaui ha sido designado primer ministro por el presidente Salí después de que la coalición opositora iraquí Alianza Fatá, formada en su mayoría por grupos chiíes, acusara al mandatario de violar la Constitución al imponer un ultimátum para elegir al nuevo jefe en funciones del Ejecutivo.

Alianza Fatá es un bloque formado en su mayoría por grupos afines a las Fuerzas de Movilización Popular, las milicias chiíes cuyo responsable adjunto, Abu Mahdi al Muhandis, murió a principios de mes durante el ataque norteamericano en Bagdad que también acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimani.

El general estaba considerado como el arquitecto de la política militar exterior de la república islámica y un hombre estrechamente vinculado tanto a las milicias como a la población y grupos políticos chiíes de Irak.

Ante semejante panorama, Salí decidió el miércoles lanzar un ultimátum en el que avisaba a todas las partes negociadoras que, o concretaban inmediatamente un primer ministro, o elegiría personalmente a un jefe del Ejecutivo a última hora de este sábado, como ha sucedido.

RECHAZO DE LA CALLE

Pese a que el acuerdo parece un paso hacia la resolución de la crisis, podría sin embargo agravarla, puesto que el movimiento de protesta probablemente rechazará a Allaui. El acuerdo "provocará malestar en las calles", ha explicado el analista iraquí Husham al Hashimi en declaraciones a la televisión kurdo-iraquí Rudaw.

"El acuerdo entre la coalición Fatá y Mohamed Tawfiq Allaui es un acuerdo político y no un acuerdo para resolver la crisis. El acuerdo lo rechaza el movimiento en las calles y podría provocar a las calles", ha apuntado Al Hashimi en Twitter.

472269.1.260.149.20200201163544
Vídeo de la noticia

Para leer más