26 de febrero de 2020
24 de enero de 2020

Moon ve "lamentable" el estancamiento de las conversaciones nucleares con Corea del Norte

Moon ve "lamentable" el estancamiento de las conversaciones nucleares con Corea del Norte
El presidente surcoreano, Moon Jae In. - -/YNA/DPA

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha calificado este viernes de "lamentable" el estancamiento de las conversaciones nucleares entre Estados Unidos y Corea del Norte y la falta de progreso entre las partes a lo largo de 2019, según ha informado la agencia de noticias local Yonhap.

"Si hubiera habido algún avance en el diálogo entre Pyongyang y Washington podríamos haber caminado hacia la paz en la península de Corea y hacia la cooperación entre el norte y el sur", ha aseverado el dirigente.

Moon ha mencionado así la infructuosa cumbre celebrada en Hanói, la capital de Vietnam, entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un. Ante la falta de acuerdo, Estados Unidos sostuvo entonces que el magnate tuvo que elegir entre "un muy mal acuerdo y ningún acuerdo".

Por otra parte, Moon ha hecho alusión a la separación de familias entre las dos Coreas y ha recordado a su propia madre, que huyó de Corea del Norte durante la guerra (1950-1953). El resto de miembros de su familia se quedaron en el norte. En 2004, la madre de Moon pudo reunirse de nuevo con una de sus hermanas pequeñas.

Las palabras del líder surcoreano han tenido lugar un mes después de que el embajador norcoreano ante la ONU, Kim Song, informara de que su país ya no discutiría con Estados Unidos la posibilidad de suspender su programa nuclear y afirmara que cualquier conversación adicional en este sentido es innecesaria.

En respuesta, el presidente estadounidense respondió con un enigmático "veremos" y aseguró que "la relación (con Kim) es muy buena aunque hay una cierta hostilidad".

Las autoridades norcoreanas ya habían dado un ultimátum a Estados Unidos en abril, cuando Pyongyang señaló que Washington tenía hasta finales de 2019 para ser más flexible en las conversaciones sobre la desnuclearización. Desde entonces, los medios estatales norcoreanos lanzaron diversas advertencias sobre las consecuencias de incumplir ese plazo.