5 de marzo de 2021
9 de junio de 2014

MSF dice que el brote de cólera en Yuba se haya estancado pero llama a "no bajar la guardia"

MSF dice que el brote de cólera en Yuba se haya estancado pero llama a "no bajar la guardia"
ANDREEA CAMPEANU/MSF

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha indicado este lunes que el número de nuevos casos de cólera por el brote que se ha declarado en Yuba, la capital de Sudán del Sur, se esté estancando pero ha alertado de que no se puede "bajar la guardia", entre otras cosas porque el país se enfrenta a varias emergencias, además de a esta enfermedad.

Según ha explicado el coordinador general de MSF en Yuba, Brian P. Moller, "no ha habido incrementos súbitos en el número de personas afectadas por el brote de cólera en las últimas semanas". De acuerdo con la organización, hasta el momento ha habido 29 muertos y 1.306 personas han recibido tratamiento contra la enfermedad.

"Aunque el número de pacientes está aumentando, el patrón actual no muestra que el número de casos se esté disparando descontroladamente" sino que "parece que estamos en uno de los puntos más bajos de la curva", ha señalado. "Cuando el brote entra en una fase de depresión, la población comienza a relajarse" por lo que "el punto máximo después de cada descenso es un poco más alto que el máximo anterior".

"Así que no podemos bajar la guardia, ya que el número de pacientes podría incrementarse de nuevo", ha alertado Moller, que ha subrayado que "los esfuerzos para prevenir la propagación del cólera deben continuar y no debemos descuidar las actividades de promoción de la salud y de concienciación de la comunidad".

El responsable de MSF ha defendido la necesidad de seguir creando instalaciones para poder atender a los enfermos y en particular ha considerado "esencial que todo el mundo tenga acceso a tratamiento gratuito y de calidad en el menor tiempo posible" dado que la enfermedad puede provocar "incluso la muerte en cuestión de horas".

En este sentido, ha celebrado la iniciativa "importante" lanzada por el Ministerio de Salud que ha organizado "un sistema telefónico gratuito para solicitar ambulancias que trasladan, sin coste, a los pacientes al Hospital Universitario de Yuba".

Moller ha dejado claro que "este brote de cólera es una emergencia añadida a las múltiples situaciones de emergencia a las que tiene que hacer frente una población extremadamente vulnerable".

El coordinador de MSF en el país ha recordado que hay un millón de personas desplazadas, 350.000 han abandonado el país y cuatro millones necesitan ayuda humanitaria urgente como consecuencia del conflicto que estalló el pasado diciembre entre soldados leales al presidente, Salva Kiir, y partidarios del exvicepresidente Riek Machar.

En este sentido, ha incidido en que "los equipos de MSF han comenzado a registrar niveles preocupantes de desnutrición en varios lugares donde a su vez se está produciendo el pico anual en el número de casos de malaria" y donde también están presentes otras enfermedades como el kala azar.

Así las cosas, Moller ha señalado que en las próximas semanas MSF abrirá dos centros de tratamiento de cólera adicionales en la parte oriental y meridional de Yuba.

Por otra parte, ha subrayado que supone "un gran alivio" el que el cólera no haya contaminado el suministro de agua en Yuba y ha advertido de que "sería una mala señal si el cólera se diera en otras partes del país".