7 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

Muere el comandante de las fuerzas de Defensa Aérea del Ejército sirio en un ataque islamista en Damasco

BEIRUT, 18 May. (Reuters/EP) -

El jefe de las fuerzas de Defensa Aérea del Ejército sirio, el general Husein Ishaq, ha muerto por las heridas sufridas durante una ofensiva militar en el barrio damasceno de Mleiha, donde se encuentra una de las sedes de la unidad, según informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres y fuentes en el interior del país.

Fuentes de las milicias islamistas han confirmado también el ataque. "Anunciamos la buena noticias para la nación islámica de la muerte de uno de los líderes de los infieles, el general Husein Yaqub Ishaq, comandante de la Administración de la Defensa Aérea en Mleiha", ha informado una coalición de milicias islamistas, el Frente Islámico, en un comunicado.

Los medios públicos no mencionan la muerte de Ishaq, pero en varias páginas afines a Al Assad confiman que éste ha sucumbido como "mártir" en Mleiha.

Las fuerzas de Defensa Aérea son la sección de las Fuerzas Armadas sirias encargadas de la defensa antiérea del país, por lo que apenas han intervenido en el conflicto iniciado tras la sublevación contra el presidente sirio, Bashar al Assad, ya que los insurgentes no cuentan con aviación.

En cualquier caso, Ishaq es uno de los más altos mandos del Ejército muerto en los tres años que dura ya el conflicto armado. La última víctima de alto rango fue Hilal al Assad, un primo del presidente que dirigía una sección regional de la milicia Fuerza de Defensa Nacional, fallecido hace unos meses en la provincia de Latakia, en la costa mediterránea del país.

Mleiha se encuentra cerca de la región de Ghouta, en el este del país, uno de los bastiones de la insurgencia que lleva más de un año asediado por las fuerzas militares del régimen de Al Assad.

Por otra parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado de la muerte de 34 milicianos de los grupos afines a Al Assad en un ataque de los insurgentes contra un control militar cerca de Tel Malá, en la provincia de Hama.

En un vídeo publicado por los insurgentes se puede ver un colegio, empleado supuestamente por los militares y un vehículo blindado de transporte de tropas y un carro de combate que están ahora en poder de los rebeldes. Entre los asaltantes hay tanto milicianos del Frente Islámico como del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

La zona ha cambiado varias veces de control durante el conflicto armado. Los rebeldes aseguran que ésta es la tercera vez que conquistan este lugar. Tel Malá se encuentra en una carretera que une dos localidades cristianas de la provincia de Hama y también se encuentra cerca de varias comunidades alauíes, la misma a la que pertenece la familia de Al Assad.

Más de 150.000 personas han muerto en la guerra civil siria, iniciada con la sublevación contra Al Assad en el marco de las protestas de la conocida como Primavera Árabe. Las fuerzas de Al Assad controlan el centro y el oeste del país, mientras que los rebeldes cuentan con presencia en el norte y este del país.