22 de mayo de 2019
31 de julio de 2014

Muere un destacado comandante de Hezbolá en un enfrentamiento en los alrededores de Mosul

BEIRUT, 31 Jul. (Reuters/EP) -

Un importante comandante del partido-milicia chií libanés Hezbolá ha muerto durante un enfrentamiento registrado en los alrededores de la localidad iraquí de Mosul, según han indicado fuentes conocedoras del incidente a la agencia británica de noticias Reuters.

Hezbolá no ha anunciado oficialmente su participación en el conflicto en Irak, que se recrudeció en junio a causa de los avances del grupo radical suní Estado Islámico --antiguo Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS)-- que también opera en Siria, donde ha protagonizado numerosos enfrentamientos con el partido-milicia libanés.

La citada agencia ha identificado al comandante fallecido como Ibrahim al Haj, un especialista técnico involucrado en tareas de entrenamiento. Su funeral se ha celebrado durante la jornada en la localidad libanesa de Qilya, ubicada en el valle de la Bekaa (este).

En la actualidad el Ejército y las milicias aliadas chiíes están intentando hacer retroceder a los insurgentes suníes liderados por el Estado Islámico, que ha avanzado este mes en el norte de Irak, llegando a menos de 70 kilómetros de la capital, Bagdad.

El Estado Islámico es una organización 'yihadista' nacida en Irak y relacionada con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.

El ISIS proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.

Desde entonces, ha lanzado numerosas campañas de venganza contra la comunidad chií y otras comunidades minoritarias de las zonas que controla, como la cristiana y la yazidí, ejecutando a decenas de personas y destruyendo numerosos lugares de culto.

Para leer más