8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 13 de noviembre de 2019

    Muere un manifestante por disparos de militares durante el bloqueo de una carretera al sur de la capital de Líbano

    Muere un manifestante por disparos de militares durante el bloqueo de una carretera al sur de la capital de Líbano
    Manifestación contra el Gobierno de Líbano en Beirut - REUTERS / ANDRES MARTINEZ CASARES

    MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Al menos una persona ha muerto este martes por disparos efectuados por militares libaneses durante un bloqueo de una carretera a la altura de la localidad de Jalde, situada al sur de la capital, Beirut, según han informado los medios locales.

    El Ejército ha confirmado que un soldado ha abierto fuego para dispersar a los manifestantes después de que bloquearan el paso de varios vehículos militares y ha señalado que el suceso se ha saldado con un herido.

    Según las informaciones recogidas por la agencia estatal libanesa de noticias, NNA, el soldado ha sido detenido tras la apertura de una investigación sobre lo sucedido.

    Varios medios libaneses han indicado que el manifestante, identificado como Alaa Abú Fajr, ha muerto posteriormente, lo que ha sido confirmado por fuentes de seguridad citadas por la agencia de noticias Reuters.

    El manifestante es el primero en morir desde el inicio de las protestas antigubernamentales a nivel nacional en octubre, que han provocado la dimisión del primer ministro, Saad Hariri, quien sigue en funciones a la espera de un acuerdo para formar nuevo Gobierno.

    El suceso ha tenido lugar poco después de que el presidente del país, Michel Aoun, advirtiera a los manifestantes contra continuar los bloqueos de carreteras e instituciones.

    En una entrevista emitida en todos los canales libaneses, Aoun ha apuntado que las consultas parlamentarias para la elección de un nuevo primer ministro "podrían celebrarse el jueves o el viernes, dependiendo de las respuestas de los partidos implicados".

    Asimismo, ha dicho a los manifestantes que "su comportamiento no debe ser siempre negativo, porque eso podría provocar más negatividad y llegaríamos entonces a un enfrentamiento interlibanés".

    Aoun ha señalado que las primeras medidas tras la formación del nuevo Gobierno deben incluir "la vuelta de los ciudadanos a sus viviendas para el ciclo de la vida pueda volver a la normalidad" y "dejar que el Gobierno trabaje a la luz y no en la oscuridad".

    "El país morirá si los manifestantes siguen en las calles, incluso si no usamos la fuerza contra ellos", ha argüido Aoun, quien ha asegurado que el dinero ingresado en las cuentas bancarias "está seguro". "Resolveremos la crisis", ha prometido.

    Las palabras del presidente libanés han sido recibidas por nuevas movilizaciones en las calles del país y los manifestantes han empezado nuevos bloqueos de carreteras expresar su rechazo al contenido de sus declaraciones.

    Las protestas arrancaron a principios de octubre en medio del deterioro de la crisis y después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas. El descontento se arrastraba ya desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

    Líbano hace frente a una gran deuda pública y problemas financieros debido a la ralentización del flujo de capitales necesario para financiar al Gobierno, lastrado además por el escaso crecimiento y una elevada tasa de desempleo, cercana al 30 por ciento.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Internacional