12 de julio de 2020
22 de marzo de 2020

Mueren 15 civiles en dos bombardeos en el norte de Afganistán, según funcionarios locales

La Policía asegura haber matado a 24 talibán en enfrentamientos en Kunduz

Mueren 15 civiles en dos bombardeos en el norte de Afganistán, según funcionarios locales
Un militar de Afganistán en un puesto de control en la capital, Kabul - GETTY IMAGES / PAULA BRONSTEIN - ARCHIVO

KABUL, 22 Mar. (DPA/EP) -

Al menos 15 civiles han muerto en dos bombardeos llevados a cabo durante las últimas horas en la provincia afgana de Kunduz (norte), según han denunciado funcionarios locales en declaraciones a la agencia alemana de noticias DPA.

El primer ataque, en el distrito de Imam Sahib, dejó un total de once civiles muertos, entre ellos varios niños, mientras que otros civiles murieron en un segundo bombardeo en Dasht-e Archi, tal y como ha indicado el consejero provincial Aminulá Aydin.

Por el momento se desconoce si los ataques aéreos fueron llevados a cabo por las fuerzas internacionales o el Ejército afgano.

La Policía afgana ha asegurado durante la jornada que 24 talibán, incluido un comandante del grupo, han muerto en las últimas horas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en Imam Sahib, Dasht-e Archi y Janabad.

El portavoz de la Policía provincial, Hijrat Akbari, ha detallado que los enfrentamientos estallaron después de que los insurgentes atacaran siete puestos de seguridad en estas localidades.

Asimismo, ha apuntado que dos miembros de las fuerzas afganas han muerto en los enfrentamientos, según ha informado la cadena de televisión afgana Ariana TV.

Por su parte, los talibán han indicado que al menos 15 civiles han muerto en bombardeos de las fuerzas afganas, once en Imam Sahib y cuatro en Dasht-e Archi.

El Gobierno de Afganistán ordenó el jueves a sus fuerzas reiniciar las operaciones contra los talibán argumentando que los insurgentes mantienen sus ataques a pesar del histórico acuerdo del 29 de febrero con Estados Unidos y de los intentos por lanzar un proceso de conversaciones directas.

Las fuerzas afganas detuvieron sus operaciones el 21 de febrero, fecha en la que arrancó un periodo de siete días de "reducción de la violencia" de cara a la firma del citado acuerdo, si bien tras la misma los talibán anunciaron el reinicio de sus ataques, excluyendo a las tropas internacionales.

Por ello, el ministro de Defensa, Asadulá Jalid, pidió a las fuerzas de seguridad que mantengan una postura defensiva "activa" y que lleven a cabo operaciones contra insurgentes que estén planificando ataques.

ATAQUE EN BAGRAM

En otro orden de cosas, la base aérea estadounidense en Bagram, en la provincia de Parwan, fue objetivo de un ataque a última hora del sábado, según han confirmado este domingo las autoridades.

Fuentes oficiales citadas por la cadena de televisión afgana 1TV han indicado que las fuerzas desplegadas en el lugar interceptaron varios proyectiles disparados contra la base.

Por su parte, otras fuentes citadas por la agencia afgana de noticias Jaama Press han señalado que en los alrededores de las instalaciones estalló una camioneta bomba.

El jefe de la Policía provincial, Mohamad Mahfuz, ha apuntado que las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra el vehículo después de que el conductor ignorara los llamamientos a que se detuviera, provocando la explosión de la camioneta.

Fuentes del Ministerio del Interior han indicado que el terrorista suicida pretendía empotrar el vehículo contra la base militar. Estos incidentes se han saldado sin víctimas.

Los talibán no se han pronunciado sobre los ataques, mientras que la rama del grupo yihadista Estado Islámico en el país asiático ha asegurado haber estado detrás del lanzamiento de proyectiles contra la base.

Para leer más