25 de octubre de 2020
17 de enero de 2020

Mueren catorce personas en un ataque contra una localidad de mayoría fulani en el centro de Malí

Mueren catorce personas en un ataque contra una localidad de mayoría fulani en el centro de Malí
Efectivos de la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA) - MINUSMA/GEMA CORTÉS - ARCHIVO

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos catorce personas fueron asesinadas en la madrugada del jueves en un ataque contra la localidad maliense de Sinda, de mayoría fulani y situada en el centro del país, según ha denunciado este viernes Naciones Unidas.

El representante especial de la Secretaría General de la ONU para Malí, Mahamay Saleh Annadif, ha expresado su "consternación" y ha condenado "firmemente" lo sucedido en Sinda, ubicada en la región de Mopti.

La Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) ha anunciado el despliegue de un equipo en la zona para investigar el ataque y "llevar a los autores de esta tragedia ante la justicia".

Saleh Annadif ha trasladado además sus "sinceras condolencias" a los familiares de las víctimas, la población y el Gobierno de Malí, al tiempo que ha deseado una pronta recuperación a los dos heridos en el ataque.

Por el momento se desconoce quién ha estado detrás del ataque, si bien el centro de Malí ha sido escenario de un repunte de la violencia intercomunitaria en los últimos meses, con enfrentamientos y represalias entre fulani y cazadores donzo --cazadores tradicionales de etnia bambara, el principal grupo étnico del país--.

Los fulani han coexistido de forma pacífica desde hace tiempo con los bambara, pero la presión económica y la infiltración de milicianos islamistas ha aumentado la tensión.

La violencia en Malí, otrora confinada al desértico norte, se ha extendido hacia el sur en los últimos años en parte al reclutamiento de los yihadistas entre los fulani marginados, que viven principalmente en el centro del país.

Los mandatarios de Francia y los países que integran el G5 del Sahel --Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger-- anunciaron el lunes su voluntad de reforzar su cooperación militar ante el incremento de los ataques yihadistas en el Sahel, tras una cumbre celebrada en la ciudad francesa de Pau.

Según denunció la semana pasada el representante especial de la ONU para el Sahel, Mohamed Ibn Chambas, en los últimos meses la región ha experimentado "un devastador aumento en los ataques terroristas contra objetivos civiles y militares".

En Burkina Faso, Malí y Níger hubo en 2019 más de 4.000 muertos, una cifra que quintuplica los 770 que dejaron las acciones de los grupos terroristas en 2016, según Ibn Chambas. Así, llamó además la atención sobre el hecho de que "el foco geográfico" se está trasladando hacia el este, "amenazando cada vez más a los países costeros de África Occidental".

Para leer más