3 de junio de 2020
8 de abril de 2020

Mueren al menos cinco civiles por un atentado del PKK en el sureste de Turquía

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Al menos cinco civiles han perdido la vida por la explosión de varios artefactos al paso de un vehículo en el sureste de Turquía, según las autoridades locales, que han atribuido el ataque al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un guerrilla activa desde hace más de tres décadas.

El atentado ha tenido lugar en la provincia de Diyarbakir, en concreto en la localidad de Gulec. Según la agencia de noticias Anatolia, en el vehículo alcanzado viajaban trabajadores forestales y el ataque se produjo en una carretera que une los distritos de Kulp y Hazro.

Las fuerzas de seguridad turcas han abierto una operación para tratar de localizar a los responsables de este atentado, por lo que todas las entradas y salidas de la localidad se encuentran cerradas por el momento.

Abdulaziz Teymur, un residente de la zona cuya vivienda se encuentra cerca del lugar en el que se registró la explosión, ha indicado al diario local 'Daily Sabah' que las víctimas acudían todos los días a la zona para recoger leña de un bosque cercano.

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, no ha tardado en condenar el ataque y ha asegurado que los responsables serán llevados ante la Justicia. El ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, por su parte, ha señalado que las fuerzas de seguridad encontrarán pronto a los "atroces terroristas", que tendrán que "pagar por matar a civiles inocentes".

El presidente del Parlamento, Mustafá Sentop, también se ha sumado al rechazo y condena del ataque y ha aseverado que "la organización terrorista separatista PKK ha mostrado su vileza una vez más". "Los traidores recibirán la respuesta que merecen", ha afirmado en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

El jefe de prensa de la Presidencia, Fahrettin Altun, ha recalcado que la lucha contra el terrorismo continúa en Turquía y que se hará Justicia. Asimismo, el presidente de la Dirección de Asuntos Religiosos de Turquía, más conocida como Diyanet, Alí Erbas, ha extendido sus "condolencias a los familiares de los ciudadanos que han muerto en un ataque sin escrúpulos llevado a cabo por la organización terrorista PKK".

En este sentido, ha lamentado que los "traicioneros terroristas hayan mostrado de nuevo sus fauces en un momento muy difícil" para el país, que hace frente a la pandemia de coronavirus. "Nunca lograrán sus objetivos", ha sostenido.

El Ejército turco ha intensificado sus operaciones contra el PKK tanto en el país como en el norte de Irak desde que quedó roto el alto el fuego entre el Gobierno y el grupo armado en julio de 2015.

El Gobierno atribuye al PKK --al que considera una organización terrorista-- más de 40.000 víctimas mortales y llama a combatir también a sus aliados en Siria, las Unidades de Protección Popular (YPG).

Para leer más