7 de marzo de 2021
1 de diciembre de 2014

Mujica destaca la victoria de Vázquez y rechaza que fuera cosa de "magia"

MONTEVIDEO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente saliente de Uruguay, José Mujica, ha destacado este lunes la victoria del candidato del gobernante Frente Amplio, Tabaré Vázquez, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el domingo, rechazando que sea cosa de "magia".

"Magia no: ayer ganó Vázquez, no Mandrake", ha dicho el ex guerrillero tupamaro en declaraciones al diario uruguayo 'Subrayado', en alusión al célebre mago de la serie de cómic creada por Lee Falk.

A este respecto, ha valorado que, aunque "hay que luchar para que la gente siga mejorando" porque "quedan cuentas pendientes de justicia social", Uruguay "está mejor" que hace una década, cuando la coalición izquierdista llegó al poder.

Entre las "cuentas pendientes" ha señalado "la pobreza" y "la indigencia", a pesar de que se sitúan en el 11,5 y el 0,5 por ciento, respectivamente, unos niveles pequeños comparados con los de sus vecinos, así como la educación, que ha centrado la campaña electoral.

"Todos los gobiernos son distintos porque, además, distintas son las circunstancias. Por ejemplo, yo le di enorme prioridad a la energía y ese problema está resuelto, pero usted se estira hasta donde le dan las frazadas", ha explicado.

Además, Mujica ha aplaudido la "fiesta cívica" que vivió ayer Uruguay. El presidente se trasladó a la sede del Frente Amplio para felicitar personalmente a Vázquez, pero después volvió a su casa para seguir desde allí las celebraciones.

"Lo más importante me lo dijo él de entrada. Cuando yo asumí le dije: 'La voy a cuidar y a lo mejor te la devuelvo'. Lo dije intuitivamente hace cinco años y él se acordaba, fue lo primero que me dijo", ha revelado sobre su conversación con Vázquez.

Vázquez, del Frente Amplio, se impuso a Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, por el 52,8 por ciento de los votos frente al 40,4 por ciento, consiguiendo también la mayoría en el Senado y, por tanto, el control absoluto del Congreso.