21 de enero de 2019
  • Domingo, 20 de Enero
  • Naciones Unidas exige a Birmania un acceso humanitario "rápido y sin trabas" al estado de Rajine

    La petición de la OCHA llega después de la orden de restricción de acceso dada la semana pasada por los últimos combates

    Naciones Unidas exige a Birmania un acceso humanitario "rápido y sin trabas" al estado de Rajine
    14 de enero de 2019 REUTERS / SOE ZEYA TUN

    RANGÚN, 14 Ene. (Reuters/EP) -

    Naciones Unidas ha reclamado a las autoridades de Birmania que permitan un acceso humanitario "rápido y sin trabas" en el estado de Rajine, donde los combates entre tropas gubernamentales y milicianos rohingyas han dejado miles de desplazados.

    La semana pasada, el Gobierno del estado de Rajine hizo público un anuncio por el que se impide a las organizaciones no gubernamentales y las agencias de Naciones Unidas que viajen a zonas rurales en cinco municipios de la zona norte y centro de Rajine afectados por el conflicto.

    Las autoridades eximieron de esa restricción al Programa Mundial de Alimentos (PMA) y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). La semana pasada, el presidente de Birmania, Win Myint, emplazó a las Fuerzas Armadas birmanas a "aplastar" a los rebeldes del Ejército de Salvación Arakán Rohingya durante una reunión con el jefe de Estado Mayor. El presidente del país secunda y sigue las directrices políticas marcadas por la 'líder de facto' de Birmania, la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

    Los combates en Rajine han provocado la huida de 5.000 personas de sus hogares para refugiarse en monasterios y zonas comunales en la región desde comienzos de enero, según las estimaciones de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

    "Estamos gravemente preocupados por las nuevas restricciones al acceso humanitario, que dejan a miles de mujeres, niños y hombres en zonas afectadas de Rajine sin acceso a la protección y asistencias adecuadas", ha afirmado Pierre Peron, portavoz de Naciones Unidas en Birmania.

    "Confiamos en que el Gobierno responda de forma positiva a nuestro llamamiento para un acceso humanitario rápido y sin trabas y para garantizar la protección de civiles de acuerdo con la legislación en materia de Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario", ha asegurado, en una declaración remitida por correo electrónico.

    El ministro de Asuntos Locales del estado de Rajine, que también se llama Win Myint, ha explicado a Reuters que las restricciones al acceso humanitario se han puesto por "motivos de seguridad". "No sabemos cuánto durarán", ha indicado. "El acceso se volverá a garantizar si no hay preocupación por la seguridad", ha añadido.

    El estado de Rajine se ha visto afectado por sucesivas olas de violencia en los últimos años. En 2017, este estado fue escenario de una dura campaña de represión de las Fuerzas Armadas birmanas que provocó el éxodo de 730.000 rohingyas al vecino Bangladesh, una ofensiva que Naciones Unidas consideró como "una limpieza étnica de manual".

    El Ejército de Salvación Arakán Rohingya, el grupo que ha protagonizado los últimos combates con las Fuerzas Armadas birmanas, reclama una mayor autonomía para el estado de Rajine, donde los budistas conforman la mayoría de la población. A comienzos de enero, milicianos del Ejército de Arakán mataron a trece policías e hirieron a otros nueve en ataques contra cuatro puestos policiales, según la prensa estatal birmana.

    Un portavoz de este grupo de milicianos rohingyas emplazado fuera de Birmania dijo a Reuters la semana pasada que el grupo atacó a las fuerzas de seguridad en respuesta a una amplia ofensiva militar en el norte de Rajine que también afectó a civiles.

    Desde que Birmania se independizó de Reino Unido en 1948, el Gobierno birmano ha combatido a varios grupos insurgentes de minorías étnicas que buscan mayor autonomía para sus territorio y con algunos de ellos ha llegado a acuerdos de alto el fuego.

    Contador

    Lo más leído en Internacional