24 de mayo de 2019
19 de enero de 2008

Nasralá advierte de que responderá a los "ataques israelíes" en la frontera con Líbano

BEIRUT, 19 Ene. (Reuters/EP) -

El líder del grupo chií Hezbolá, Hasán Nasralá, denunció hoy que Israel sigue atacando a civiles libaneses en la frontera y que "responderá" a estas ofensivas "uno de estos días", según proclamó en un encendido discurso realizado ante cientos de miles de sus seguidores, y en el que reconoció que sus milicias guardan como trofeos los miembros de algunos soldados israelíes muertos durante la pasada guerra del verano de 2006.

No obstante, Israel continúa ejerciendo presión sobre los residentes de la frontera y sus aviones de combate invaden el espacio libanés casi a diario, en lo que Nasralá calificó directamente como "ataques contra civiles", que suponen una "humillación para una nación y un pueblo".

"No podemos permanecer en silencio ante esta cuestión, que debe ser respondida uno de estos días y que será respondida, Dios mediante, uno de estos días", advirtió.

Además, Nasralá expresó sus dudas sobre la capacidad actual de la cúpula política y militar israelíes para emprender una segunda ronda de enfrentamientos a gran escala en Líbano. Si se diera el caso, Nasralá advirtió de que sus milicias responderían "con una guerra que cambiaría el destino de la región entera".

Hezbolá e Israel libraron una intensa batalla durante 34 días, iniciada después de que las milicias chiíes capturaran a dos soldados israelíes tras un enfrentamiento fronterizo acaecido en julio de 2006. Al menos 1.200 personas, en su mayoría civiles, murieron durante el enfrentamiento, que se cobró la vida de 157 israelíes, soldados en su mayor parte.

A continuación, el dirigente chií orientó su discurso a un terreno más populista con unas gráficas declaraciones sobre el destino de los restos mortales de los soldados israelíes fallecidos en terreno libanés. Según Nasralá, las milicias libanesas tienen en su poder brazos, manos y cabezas cercenadas de algunos de estos militares, que guardan como trofeos de combate.

"Oh, sionistas (israelíes), cómo os miente vuestro Ejército... que ha abandonado los restos de sus soldados en nuestros pueblos y en nuestros campos", declaró el líder de Hezbolá durante su intervención convocada en el sur de Beirut con motivo de la celebración anual de la fiesta musulmana de la Ashura.

"Nuestros muyaidines (guerreros sagrados del Islam) han luchado contra estos sionistas, matándolos y recolectando sus miembros", explicó Nasralá. "Y no me refiero a partes normales del cuerpo: digo a los israelíes que tenemos las cabezas de vuestros soldados, sus manos y sus piernas", afirmó.

Al inicio de la reunión, miles de hombres, mujeres y niños vestidos de negro se reunieron en los suburbios de la zona, bastión de Hezbolá mientras grupos de fieles se golpeaban rítmicamente el pecho y coreaban consignas como "te servimos Husein", en referencia al nieto de Mahoma, Imam Husein, asesinado hace trece siglos.

Los seguidores de Hezbolá, que portaban banderas rojas, amarillas y negras con la consigna "no seremos humillados" impresa, marcharon en procesión colapsando las calles de los barrios mientras cantaban lemas como "muerte a América, muerte a Israel".