10 de abril de 2020
9 de enero de 2008

Nepal.- El hambre es la principal causa de absentismo escolar en muchos pueblos del oeste de Nepal

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El hambre es la principal causa de absentismo escolar en muchos pueblos del oeste de Nepal, según informaron las ONG locales que trabajan en el sector educativo a la agencia de noticias de la ONU, IRIN.

"La escasez de alimentos ha sido siempre la causa de que los niños no puedan ir al colegio regularmente", aseguró el profesor Anil Srivastava, que trabaja en un colegio público en Tapri, a 700 kilómetros de Katmandu.

Tapri es el pueblo más pobre en el distrito de Bardiya, donde la mayoría de la gente vive con menos de un euro al día, según Dalit Sewa Sangh, una ONG centrada en la ayuda a las comunidades rurales.

Srivastava explicó que los habitantes de Tapri, como la mayoría de la población en el oeste del país, no son capaces de producir suficiente comida ni de comprarla para sus hijos. "¿Cómo pueden continuar yendo al colegio si están todo el tiempo hambrientos?", preguntó Bijaya Ghimire, un profesor de colegio. Bijaya afirmó que alrededor del diez o quince por ciento de los estudiantes de entre diez y quince años abandonan la escuela antes de completar la educación primaria.

La situación de Tapri se repite en muchos pueblos del país, donde las malas condiciones de las escuelas, las largas distancias y la falta de carreteras se suman a la pobreza y el hambre para empeorar la situación.

Se suele culpar a los profesores de no ser capaces de mantener a los niños en el colegio, pero la razón real del absentismo escolar es la pobreza. "La comida es la respuesta para conseguir una asistencia regular pero no nos lo podemos permitir" asegura el profesor Himalaya Prasad Adhikari.

Muchos profesores de las zonas rurales del sur de Nepal informaron a IRIN de que si la actual situación continua, será imposible aumentar la asistencia a clase en los colegios. Cerca del 20 por ciento de los seis millones de niños nepalíes con edades comprendidas entre cinco y catorce años no han ido nunca al colegio, sobretodo en las zonas rurales, donde vive el 80 por ciento de la población.

"El abandono escolar es simplemente el comienzo de la destrucción de los niños, ya que nunca podrán volver al colegio y empezarán a trabajar o se casarán a edades muy tempranas", afirmó Prem Yadav, un profesor de Tapri.

La situación es peor para las niñas, que después de dejar el colegio tiene que ponerse a trabajar para mantener a sus familias. La mayoría de los niños emigran a las ciudades tanto en Nepal como en India y nunca vuelven al colegio, afirmó Yadav. "Los padres suelen preguntarnos que obtendrán por llevar a sus hijos al colegio. Nosotros no podemos contestarles" concluyó.