19 de marzo de 2019
19 de abril de 2008

Nepal.-Prachanda declara su intención de implantar "pacíficamente" una República y garantiza inmunidad al rey Gynaendra

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El líder maoísta, Prachanda, anunció hoy su intención de reunirse con el rey Gynaendra para implantar "pacíficamente" una república pero sin "derrocar" a la monarquía del rey Gynaendra, al que ha garantizado inmunidad total una vez abandone el cargo de regente, según informa el diario 'Kantipur'.

Asimismo, el virtual ganador de las pasadas elecciones a la formación de una Asamblea Constituyente en Nepal ha declarado su intención de poner en marcha iniciativas de diálogo con otros partidos políticos y representación internacional en el país.

Prachanda, antiguo líder rebelde, subrayó que "el Rey ni será derrocado, ni expulsado con deshonor", añadiendo que su grupo "ya ha comenzado a dialogar con elementos cercanos" al monarca. El maoísta garantizó que el rey gozará de inmunidad una vez abandone el cargo, lo que le permitirá seguir involucrado en sus actividades normales, o incluso en política, según declaraciones al medio y recogidas por el portal Nepalnews.

Desde que se diera a conocer su sorprendente ventaja en las elecciones, los maoístas se han comprometido a acometer una transición pacífica, teniendo en cuenta a todas las fuerzas políticas, y con la intención de "regalar una sorpresa al mundo al entablar conversaciones con el rey sobre su abandono del cargo", según Prachanda.

"Si hace falta, estoy dispuesto a hablar directamente con él", declaró el ex guerrillero, en referencia a un posible encuentro directo con el monarca.

El país acudió el pasado jueves 10 de marzo a las urnas para elegir a la Asamblea especial de 601 miembros, que tiene la tarea de iniciar el camino a la democracia de la nación, regida por una monarquía desde hace 240 años, y sacudida por las consecuencias de una guerra civil entre Gobierno y maoístas, que acabó con la vida de más de 13.000 personas.

En 2006, los maoístas firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno y aceptaron entrar en la escena política del país previa promesa de la celebración de elecciones a la Asamblea Constituyente como primer paso para establecer una democracia en firme.