3 de junio de 2020
3 de abril de 2020

Níger dice que el coronavirus podría dejar "millones" de muertos en África y aboga por un 'Plan Marshall'

Níger dice que el coronavirus podría dejar "millones" de muertos en África y aboga por un 'Plan Marshall'
El presidente de Níger, Mahamadou Issoufou - PRESIDENCIA DE NÍGER

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Níger, Mohamadou Issoufou, ha afirmado este viernes que la pandemia de coronavirus podría dejar "millones" de muertos en África, al tiempo que ha reiterado su llamamiento a favor de un 'Plan Marshall' para el continente.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión France24, el mandatario nigerino ha dicho que "el coronavirus podría infectar a entre el 30 y el 70 por ciento de la población mundial".

"Si aplicamos esto a la totalidad de la población africana podríamos confirmar las cifras avanzadas por el secretario general de Naciones Unidas (António Guterres)", ha señalado, en referencia a la advertencia que formuló la semana pasada sobre la posibilidad de "millones" de muertos en el continente a causa de la Covid-19.

En este sentido, Issoufou ha recalcado que la pandemia "supone una crisis sanitaria sin precedentes en el último siglo, desde la gripe española" y ha agregado que supone un escenario "extremadamente difícil" para la economía del país africano.

"Es una crisis sanitaria que viene a sumarse a una crisis de seguridad que ya conocemos, que consume el 17 por ciento del presupuesto", ha recordado, si bien ha destacado que el Gobierno ha respondido con un plan de respuesta que "tiene en cuenta las consecuencias sociales y económicas" de la pandemia.

Asimismo, se ha mostrado de acuerdo con las declaraciones de su homólogo de Benín, Patrice Talon, quien dijo la semana pasada que no puede imponer amplias restricciones, como un confinamiento, "durante mucho tiempo" debido a la situación económica y social en el país.

"Talon tiene razón", ha manifestado, al tiempo que ha resaltado que "los países desarrollados ya están desbordados" en su respuesta ante el virus. "Nosotros lo estaremos más", ha advertido.

"Nuestros recursos son menores, los sistemas sanitarios son más frágiles", ha argüido, al tiempo que ha abogado por "una expresión muy fuerte de la solidaridad internacional".

De esta forma, el presidente nigerino ha manifestado que esta crisis refleja la creciente interconexión y ha manifestado que "el mundo se ha convertido realmente en una aldea".

"Debemos reflexionar sobre un nuevo paradigma de la gobernanza política y económica mundial. Es necesaria más solidaridad, más igualdad. Estamos en el mismo barco", ha defendido.

Issoufou ha resaltado que "ya antes de la pandemia, África necesitaba un 'Plan Marshall' para su desarrollo económico y luchar contra la pobreza" y ha añadido que "la pandemia es un argumento extra para justificar la necesidad de un 'Plan Marshall' para África".

Por ello, ha apuntado que "si los países desarrollados pudieran movilizar el uno o el dos por ciento de sus PIB, eso permitiría a África no sólo hacer frente a esta pandemia, sino atacar los problemas de desarrollo socioeconómico, de pobreza, en los países africanos".

LUCHA ANTITERRORISTA

En otro orden de cosas, el presidente de Níger ha defendido la necesidad de no dejar que la lucha contra el coronavirus desvíe al país de la necesidad de mantener las operaciones contra el terrorismo.

"Creo que hace falta seguir con esta batalla en dos frentes", ha dicho, antes de mostrar su convicción de que "esta perspectiva no será abandonada por la comunidad internacional".

"Es necesario para la seguridad mundial", ha señalado Issoufou, quien ha dado las gracias a Francia por su apoyo y ha recordado que la lucha antiterrorista es una contra "un enemigo común".

De esta forma, ha reiterado que "el terrorismo en el Sahel es el enemigo de Europa" y ha hecho hincapié en que "la seguridad pública es un bien público". "Combatir en el Sahel contra el terrorismo es luchar por la seguridad del mundo entero", ha remachado.

Níger ha sido escenario de un repunte de la violencia yihadista, especialmente en la zona del lago Chad --la región de Diffa-- y en la frontera con Burkina Faso y Malí --Tillaberi y Tahoua--, donde están activos varios grupos yihadistas, entre ellos las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico.

Naciones Unidas alertó en enero de un incremento "sin precedentes" de la violencia terrorista en África Occidental en el Sahel y detalló que al menos 4.000 personas murieron en 2019 en ataques en Burkina Faso, Malí y Níger.

La cifra supone un "aumento devastador" respecto a los 770 muertos de 2016 y los 1.800 registrados en 2018, tal y como destacó el enviado de Naciones Unidas a África Occidental, Mohamed Ibn Chambas, en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Para leer más