9 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

Nigeria habría actuado "precipitadamente" al anunciar la próxima liberación de las niñas

YAMENA/MAIDUGURI, 22 Oct. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Nigeria ha actuado "precipitadamente" al anunciar una tregua con Boko Haram, que implicaría la liberación de las más de 200 niñas secuestradas por la secta islamista, según un alto cargo diplomático de Chad, país que ha mediado para este acuerdo.

"Nuestra sensación es que actuaron precipitadamente", ha dicho esta fuente, explicando que el Gobierno de Goodluck Jonathan habría precipitado el anuncio para exhibir por fin un resultado en este caso ante la opinión pública.

Pero, a su juicio, las autoridades nigerianas "deberían haber esperado al menos a tener a algunas de las niñas". "No sé de nadie en ese país que realmente sepa dónde están", ha apuntado.

Nigeria anunció el viernes que ha llegado a un acuerdo con Boko Haram que implica un alto el fuego y la liberación de las niñas gracias a la mediación de las autoridades chadianas, incluido el presidente de país, Idriss Debry, y camerunesas.

El asesor presidencial Hasán Tukur y el autodenominado secretario general de Boko Haram, Danladi Ahmadu, detallaron que las niñas serían liberadas esta semana y entregadas a Deby, que se encargaría de ponerlas en manos de las autoridades nigerianas.

Desde entonces, el alto el fuego no se ha implementado y no hay noticias de las niñas. Sin embargo, el diplomático chadiano ha explicado que ello no significa que el acuerdo no vaya a surtir efecto, ya que es probable que aún no haya llegado al alto mando de Boko Haram.

En estos días se ha especulado con que el Gobierno haya negociado con una de las facciones de la secta islamista, lo cual no invalidaría el acuerdo 'per se', pero tampoco le daría el vigor necesario para que el alto mando de Boko Haram lo acate.

Boko Haram, que suele difundir todos sus mensajes a través de las redes sociales y que rara vez se pronuncia por boca de alguien que no sea su líder, Abubakar Shekau, todavía no ha desmentido ni confirmado el acuerdo con el Gobierno.

PRESIÓN SOBRE JONATHAN

Jonathan y todo su Gobierno han estado sometidos a una gran presión, tanto nacional como internacional, para localizar y liberar a las niñas que siguen en manos de la secta islamista después de más de seis meses.

Este caso supone prácticamente el jaque mate para Jonathan, que se ha convertido en blanco de las críticas por los escasos resultados de la ofensiva militar puesta en marcha en el norte del país contra Boko Haram.

"Creo que Nigeria se precipitó a anunciar el acuerdo con cálculos político-electorales", ha dicho Mark Schroeder, vicepresidente de Africa Analysis en Stratfor Consultancy, recordando que Jonathan se someterá al dictamen de las urnas el próximo mes de febrero.

SEIS MESES DE AGONÍA

Un grupo de milicianos de Boko Haram --cuyo nombre significa 'la educación occidental está prohibida'-- irrumpieron el pasado 14 de abril en la escuela de niñas de Chibok, una pequeña aldea del noreste de Nigeria, y secuestraron a más de 250 menores.

Inmediatamente después del secuestro, el Gobierno puso en marcha un gran operativo militar para localizar a las niñas, pero sin resultados. Solo algunas han conseguido escapar por sus propios medios y llegar hasta las autoridades nigerianas.

La mayoría de las niñas siguen en manos de Boko Haram, que ya adelantó en un vídeo que difundió con sus nuevas rehenes que las utilizaría para venderlas como esposas.

Este prolongado secuestro y la respuesta del Gobierno, que ha llegado a atribuirse la liberación de niñas que habían huido por su cuenta, ha desatado la ira de los nigerianos y las críticas de la comunidad internacional.

Para leer más