28 de noviembre de 2020
8 de agosto de 2007

Nigeria.- El vicepresidente declara 2 millones de dólares en activos propios cediendo a la presión para la transparencia

ABUJA, 8 Ago. (EP/AP) -

El vicepresidente nigeriano, Goodluck Jonathan, declaró hoy su fortuna personal en unos dos millones de dólares cediendo a la presión de la población para que hiciera pública su riqueza, siguiendo el novedoso ejemplo político del presidente Umaru Yar'Adua.

"En las acciones de un hombre, llega un momento en el que incluso la ley debe ponerse en un lugar secundario y es el público el que debe de definir nuestras acciones", aseguró hoy Jonathan a través de un comunicado.

Yar'Adua, que tomó posesión el pasado 29 de mayo tras una elección que la oposición y los observadores internacionales calificaron como defectuosa, se convirtió en el primer presidente nigeriano que voluntariamente publica sus activos personales, estableciendo así un punto de referencia que podrá ser utilizado para estimar si se beneficia excesivamente durante su mandato.

El vicepresidente no siguió inmediatamente el ejemplo de Yar'Adua, lo que provocó una fuerte protesta pública. Aunque ninguna ley obliga a los funcionarios a declarar sus fortunas, muchos nigerianos se preguntaban porqué no se habían hecho públicos los datos de Jonathan, ex gobernador de un estado rico en petróleo donde prolifera la corrupción.

La oficina de Jonathan informó de que el vicepresidente cuenta con propiedades e inversiones por un valor de unos 2,3 millones de dólares. El portavoz de Jonathan, Ima Niboro, dijo que la riqueza del vicepresidente se debe a inversiones y a la propiedad de una empresa de alquiler de barcos, que él ya no administra directamente.

En junio Yar'Adua declaró un total de activos por unos cinco millones de dólares, aunque excluyó una flota de vehículos utilizados en la campaña, que fueron registrados bajo su nombre. El presidente, que fue profesor universitario y que proviene de una destacada familia musulmana, aseguró que su riqueza proviene de la herencia familiar, de unos años de negocios privados y de empleos en las juntas directivas de algunas empresas.

Actualmente Nigeria está catalogada como una de las naciones más corruptas y frecuentemente se descubre que políticos y empleados del Gobierno han robado de las arcas públicas. Yar'Adua aconsejó que la revelación de las finanzas personales de los funcionarios debe ser una práctica rutinaria.