6 de abril de 2020
23 de julio de 2008

Nueve países de la UE propondrán una ley internacional de divorcio

Nueve países de la UE propondrán una ley internacional de divorcio




   BRUSELAS, 24 Jul. (Reuters/EP) -

   Nueve países de la Unión Europea, entre ellos España, propondrán el próximo viernes una ley internacional de divorcio que de momento afectaría únicamente a esos nueve Estados y que supondría un desafío a la postura de Suecia, que durante los dos últimos años ha rechazado una propuesta de la UE que permitiría a las parejas formadas por cónyuges de distinta nacionalidad decidir qué legislación nacional aplicar en caso de divorcio.

   Las leyes de la UE que hacen referencia a materias relacionadas con la familia tienen que ser aprobadas por los Estados miembros de forma unánime. Pero Francia, Italia, España, Grecia, Austria, Hungría, Eslovenia, Luxemburgo y Rumanía han optado por aplicar la denominada "cooperación reforzada", según informaron ayer fuentes diplomáticas.

   Estos nueve países presentarán su propuesta en la reunión de ministros de Justicia de los Veintisiete que se celebrará en Bruselas el próximo viernes. Para que sea aprobada, deberá contar con la mayoría cualificada de los votos de los Estados.

   Esta forma de proceder, que permite que algunos grupos de países sean pioneros en la puesta en práctica de ciertas medidas, nunca ha sido utilizada en la UE, aunque se puede recurrir a ella siempre que no afecte a cuestiones con implicaciones militares o de defensa.

   Un diplomático francés explicó bajo condición de anonimato que "la cooperación reforzada es un asunto muy sensible porque nunca se ha puesto en práctica". "Autoriza a varios Estados miembros a avanzar más rápido que otros, y no es necesariamente la imagen que queremos dar de la UE", agregó.

   La aplicación de este procedimiento podría extenderse a otros ámbitos ahora que los Veintisiete se enfrentan a la incertidumbre generada por el rechazo de Irlanda al Tratado de Lisboa.

   Cada año se divorcian en la Unión Europea unos 170.000 matrimonios formados por cónyuges de distinta nacionalidad, pero de momento no hay normas comunes que determinen qué legislación nacional se debe aplicar en estos casos. Las leyes de divorcio difieren mucho entre los distintos Estados miembros, desde los liberales países nórdicos hasta los conservadores como Polonia, Irlanda o Malta --país que prohíbe el divorcio--.