17 de noviembre de 2019
1 de agosto de 2019

El nuevo presidente de Mauritania jura el cargo en el primer traspaso pacífico de poder en el país

El nuevo presidente de Mauritania jura el cargo en el primer traspaso pacífico de poder en el país
Elecciones en MauritaniaREUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El nuevo presidente de Mauritania, Mohamed Uld Cheij Mohamed Ahmed, ha jurado este jueves el cargo durante una ceremonia en la que ha estado presente el mandatario saliente, Mohamed Uld Abdelaziz, y que supone el primer traspaso pacífico de poderes en el país.

El hasta ahora ministro de Defensa, conocido como Uld Ghazuani, se impuso en las presidenciales celebradas el 22 de junio con el 52 por ciento de los apoyos, según datos ratificados por el Consejo Constitucional.

El nuevo presidente quedó por delante del activista anti esclavitud Biram Dah Abeid, quien ha recabado el 18,59 por ciento de las papeletas, y el ex primer ministro Mohamed Uld Bubacar, con un 17,87 por ciento de los votos. Los otros tres candidatos no llegaron al diez por ciento.

Un total de tres opositores --entre ellos Dah Abeid y Uld Bubacar-- presentaron una apelación contra los resultados de las elecciones, si bien el Constitucional ratificó la victoria de Uld Ghazuani.

Durante la ceremonia de este jueves, el nuevo presidente ha expresado su agradecimiento a la población por elegirle y ha recalcado que el traspaso de poderes muestra la "madurez" de la democracia mauritana, según el diario local 'Essirage'.

Asimismo, ha prometido respetar la Constitución y los mecanismos democráticos y ha reiterado que es consciente de que cuenta con oposición popular. En este sentido, ha dicho que será "el presidente de todos los mauritanos".

Por su parte, Uld Abdelaziz ha felicitado a su sucesor y ha destacado su "moral", "eficiencia" y "experiencia" a nivel nacional e internacional. De esta forma, ha sostenido que está "convencido" de que el país queda "en manos seguras".

El país hace frente además a una difícil situación económica, recrudecida por la falta de tierra cultivable y por una corrupción muy extendida. La situación tiene un impacto especialmente grave sobre niños y mujeres.

BORRELL DESTACA LOS LAZOS BILATERALES

En la ceremonia ha estado presente el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, quien ha comunicado a Uld Ghazuiani "la importancia que otorga España a su relación con Mauritania".

El Ministerio ha afirmado en una nota que Mauritania es "un país amigo y un socio clave en la región estratégica del Magreb" unido a España por "sólidos vínculos humanos, culturales e históricos". Asimismo, ha señalado que "constituye un referente de estabilidad en la región".

En esta línea, ha trasladado a la población mauritano el apoyo del Gobierno español a lo que ha descrito como "una nueva etapa de consolidación democrática" y ha recordado que "Mauritania ha sido y seguirá siendo un país prioritario para la Cooperación Española al Desarrollo".

Borrell ha recalcado además "la disposición del sector privado español a aumentar su presencia en el país y contribuir a su desarrollo" y ha agradecido la "modélica cooperación entre los dos países en materia de migración y de seguridad".

Tras la ceremonia, el ministro se ha desplazado al puerto de Nuadibú, donde ha visitado a las fuerzas españolas desplegadas en el lugar desde hace más de una década para tareas de control migratorio.

El Ministerio ha recalcado en su comunicado que el dispositivo, compuesto por las patrullas mixtas marítimas de la Guardia Civil y el equipo conjunto de investigación de la Policía Nacional, "ha permitido reducir drásticamente los flujos de migración irregular hacia las costas canarias".

AMNISTÍA PIDE COMPROMISOS EN DDHH

Por su parte, la organización no gubernamental Amnistía Internacional ha pedido al nuevo presidente que se comprometa a abordar el "terrible historial de Derechos Humanos del país" y que adopte medidas para acabar con la esclavitud y proteja a los activistas.

"El presidente Uld Ghazuani hereda una situación en la que miles de personas son esclavizadas y quienes denuncian este horror son con frecuencia objeto de detención arbitraria y prisión", ha dicho la responsable de campañas de Amnistía Internacional para África Occidental, Kiné Fatim Diop.

"La detención y la reclusión arbitrarias, la tortura y otros malos tratos, y la prohibición sistemática de reuniones pacíficas son habituales en Mauritania, y la situación está exacerbada desde hace tiempo por las negaciones de las autoridades", ha agregado.

En este sentido, ha pedido al mandatario "que garantice que su Gobierno rompe con el pasado y que muestre su compromiso con la mejora de los Derechos Humanos de todos los mauritanos y mauritanas".

Amnistía ha recordado que varias ONG pidieron a los seis candidatos a la Presidencia que firmaran un compromiso de doce puntos para promover y proteger los Derechos Humanos. El texto fue firmado por tres de ellos, y entre ellos no figuró Uld Ghazuani.

La organización ha resaltado que durante los cinco últimos años de mandatio de Uld Abdelaziz se cerraron 44 organizaciones de la sociedad civil que trabajaban por los Derechos Humanos y fueron detenidos 174 activistas, de las cuales 17 sufrieron torturas o malos tratos.

"Pedimos a las autoridades que revoquen las leyes que criminalizan el derecho a la libertad de expresión y que respeten, protejan y promuevan el derecho de reunión pacífica", ha zanjado Diop.

Para leer más