16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 24 de septiembre de 2014

    La 'número dos' de Salmond confirma que intentará sucederle

    La 'número dos' de Salmond confirma que intentará sucederle
    PAUL HACKETT / REUTERS

    GLASGOW (ESCOCIA), 24 Sep. (Reuters/EP) -

    La viceministra principal de Escocia y 'número dos' del Partido Nacionalista Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), Nicola Sturgeon, ha confirmado este miércoles que se presentará para tratar de suceder a Alex Salmond al frente del Gobierno y de la formación.

    "Anuncio hoy mi candidatura para ser la próxima líder del SNP y la próxima ministra principal de Escocia", ha dicho Sturgeon, de 44 años, en una comparecencia ante los medios en Glasgow en la que se ha mostrado "nerviosa" y "optimista" por el reto que afronta.

    "Doy un paso al frente por dos simples razones: quiero servir a mi partido y a mi país y creo que soy la mejor persona para el puesto", ha resumido Sturgeon, que podría convertirse en la primera mujer en liderar el Ejecutivo de Escocia.

    Salmond anunció el pasado viernes, tras la victoria del 'no' en el referéndum independentista, que abandonaría todos sus cargos en noviembre. Su 'número dos' ya ha confirmado su entrada en una carrera de momento sin rivales, aunque los nacionalistas aspirantes tienen hasta el 15 de octubre para sumar avales.

    Sturgeon ha destacado la labor del ministro principal saliente, que "ha transformado el SNP y ha hecho de Escocia un lugar mejor", pero al mismo tiempo también ha querido dejar claro que seguirá su "propio rumbo". Ambos dirigentes sí coinciden en que "la independencia es el mejor futuro para Escocia".

    Sobre la posibilidad de otra consulta, Sturgeon no ha querido cerrar puertas a expensas de lo que pueda ocurrir en el futuro. "Si hay un compromiso con el referéndum en la doctrina del SNP y ganamos elecciones, entonces hay un mandato para el referéndum", ha advertido.

    COMPETENCIAS

    A medio plazo, sin embargo, el reto de los nacionalistas escoceses pasa por avanzar en la 'devolution', término por el que se conoce a la devolución de competencias desde Londres. El Gobierno central británico se comprometió a ampliar los poderes escoceses independientemente del resultado del referéndum.

    Sturgeon ha subrayado que este traspaso de poderes debería posibilitar "una diferencia real en las vidas de la gente". "Debemos aprovechar la oportunidad para diseñar un paquete completo y coherente que nos permita crear empleos, garantizar una carga fiscal apropiada, proteger nuestros servicios públicos, avanzar hacia una seguridad social justa y resolver la desigualdad que sufre nuestra nación", ha agregado.

    Para leer más