20 de abril de 2019
9 de julio de 2014

Obama telefonea a Ghani para pedir calma y recalcar la necesidad de que se revisen las denuncias de fraude

WASHINGTON, 9 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha telefoneado este martes al candidato presidencial afgano Ashraf Ghani, que se habría hecho con la victoria en las elecciones, según los resultados preliminares, para llamar a la calma y recalcar la necesidad de que se revisen las denuncias de fraude.

Horas antes, el mandatario estadounidense había mantenido una conversación con el otro candidato, Abdulá Abdulá, para llamar a la calma y al diálogo. Durante dicha conversación, Obama instó a revisar las denuncias de fraude durante las elecciones presidenciales

"El presidente ha subrayado a ambos que Estados Unidos espera una revisión total de todas las acusaciones razonables de fraude para garantizar un proceso electoral creíble", ha detallado la Casa Blanca a través de un comunicado.

Asimismo, ha agregado que Obama "ha reiterado que todas las partes han de evitar pasos que minen la unidad nacional y que se deben unir para trabajar hacia una resolución que represente la voluntad del pueblo afgano y genere un Gobierno que pueda unir Afganistán".

Por otra parte, la Casa Blanca ha resaltado que Obama ha dejado claro que "no hay justificación alguna" para recurrir a la violencia, y que en caso de que esto ocurra Estados Unidos podría fin a su apoyo al país. "Cualquier movimiento en ese sentido costaría a Afganistán el apoyo financiero y de seguridad de Washington", afirmó horas antes el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Previamente, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, había advertido en este mismo sentido. "He visto con gran preocupación las informaciones de protestas en Afganistán y de sugerencias de un 'gobierno paralelo'", señaló, en un comunicado emitido por la Embajada en Kabul.

"Cualquier acción para tomar el poder por medios fuera de la ley costará a Afganistán el apoyo financiero y de seguridad de Estados Unidos y de la comunidad internacional", recalcó.

ABDULÁ NO RECONOCE EL RESULTADO

Abdulá ha declarado este martes ante sus simpatizantes que él es el vencedor de la segunda vuelta electoral celebrada el pasado 14 de junio, en un desafío a los datos publicados el lunes por la Comisión Electoral y que conceden el triunfo a Ashraf Ghani.

Según los datos preliminares, Ghani se impuso con el 56,44 por ciento de los votos. La Comisión Electoral tiene previsto difundir los resultados definitivos de la segunda vuelta el próximo 22 de julio.

"Somos los ganadores de esta ronda de elecciones sin ninguna duda", ha proclamado Abdulá ante una multitud que se había manifestado este martes en el centro de Kabul.

Los seguidores de Abdulá han erigido una tienda en la capital en el marco de una protesta en la que han gritado consignas como "Muerte a Karzai" y en la que han llegado a retirar una imagen del actual presidente. También se ha producido otra simbólica retirada de un retrato en el aeropuerto internacional de Kabul.

Afganistán se asoma ahora a un futuro político incierto, a la espera de las decisiones que pueda adoptar Abdulá sobre cuál será su papel. Algunos de sus simpatizantes le han pedido que declare un Gobierno paralelo.

"El pueblo de Afganistán me pide que anuncie hoy mi gobierno. Ésta era y es una petición del pueblo. No puedo ignorarla", ha apuntado el candidato, que no obstante ha pedido "varios días" para "consultar" la posible constitución de una administración paralela.

Para leer más