15 de octubre de 2019
2 de julio de 2014

Los obispos congoleños le piden a Kabila que respete la Constitución y no se presente a la reelección

KINSHASA, 2, (Reuters/EP)

La Iglesia Católica de la República Democrática del Congo ha pedido al actual presidente del país, Joseph Kabila, que cumpla la Constitución, que impide la reelección del presidente del país, y no se presente a las próximas elecciones generales de 2016 para revalidar su mandato.

En el país se especula con que el presidente, que ha centrado su mandato en luchar para instaurar la paz, quiere modificar la Carta Magna para poder volver a presentarse a los comicios, algo que prohíbe expresamente la Constitución. Kabila no se ha pronunciado sobre este tema oficialmente.

La Conferencia Episcopal de la República Democrática del Congo ha avisado al mandatario que un intento de cambio en la Constitución de esta magnitud podría causar una grave desestabilización en el país.

En un comunicado publicado un día después de la celebración del aniversario de la independencia del país, la Conferencia Episcopal de la República Democrática del Congo ha dejado claro que una iniciativa así por parte de Kabila supondría "una violación de la Constitución" y, además, "podría sentar un peligroso precedente en el largo camino" que están recorriendo los congoleños "hacia la paz y la unidad de la nación".

El mensaje de la Iglesia llega menos de un mes después de una declaración similar de Estados Unidos, la Unión Europea, la Unión Africana y la ONU, que emplazaron a Kabila a respetar la Carta Magna y las elecciones democráticas que se celebrarán en el país.

En su escrito, los obispos congoleños piden a su pueblo que esté "vigilante" y se oponga "por todos los medios legales y pacíficos a cualquier intento de modificación de la Constitución", concluyendo que los principios de la Carta Magna no pueden ser cambiados.

Tras haber ganado las elecciones en 2006 y 2011, el mandato de Kabila expira en 2016, pero sus oponentes políticos creen que quiere cambiar el articulo 220 de la Carta Magna, que fija los limites para la reelección.

La Conferencia Episcopal también ha emplazado al Gobierno a que muestre los datos de financiación y material que asegure que los comicios se van a realizar en una fecha dentro del tiempo que establece la Constitución. La fecha no debería alejarse de diciembre de 2016.