25 de agosto de 2019
19 de mayo de 2018

La OCI reclama el despliegue de una fuerza internacional para garantizar la protección de los palestinos

Condena los "salvajes crímenes" de Israel y critica la decisión de trasladar su Embajada a Jerusalén

La OCI reclama el despliegue de una fuerza internacional para garantizar la protección de los palestinos
REUTERS / IBRAHEEM ABU MUSTAFA

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Los países miembro de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) han reclamado este viernes el despliegue de una fuerza internacional para garantizar la protección de la población palestina, al tiempo que ha condenado los "salvajes crímenes" de Israel durante la represión de las protestas en Gaza contra el traslado a Jerusalén de la Embajada estadounidense en Israel, que se saldó con la muerte de más de 60 palestinos.

En su comunicado final tras su reunión en Turquía, el organismo ha tildado de "ilegal" la decisión de Washington y ha resaltado que la misma "ha incentivado a Israel a continuar su comportamiento imprudente contra la población palestina".

Así, ha reclamado a la comunidad internacional, y especialmente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que "cumpla sus obligaciones legales y defienda el Derecho Internacional" y "actúe en línea con sus obligaciones legales y morales para garantizar que Israel rinde cuentas por estos crímenes".

La OCI ha destacado en este sentido que es necesaria "la protección internacional de la población palestina, incluyendo el envío de una fuerza de protección internacional", según ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

El organismo ha indicado además que es necesario "coordinarse y trabajar junto a las organizaciones internacionales y regionales, incluida la Liga Árabe, la Unión Europea (UE) y la Unión Africana (UA)" y ha subrayado que "la causa palestina y Jerusalén son una causa central para la comunidad musulmana".

En este sentido, ha expresado su apoyo al pueblo palestino "en su búsqueda para obtener sus inalienables derechos nacionales, incluido su derecho a la autodeterminación y el establecimiento de un Estado palestino independiente y soberano en las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén Este como su capital", al tiempo que ha invitado a todos los países "a reconocer oficialmente al Estado de Palestina".

La OCI ha reiterado que el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén "supone un acto de provocación y hostilidad contra la comunidad musulmana" y una "violación flagrante del Derecho Internacional".

"Jerusalén seguirá siendo la capital eterna de Palestina", ha dicho, antes de advertir de que "cualquier estado que siga los pasos o acepte la decisión de Estados Unidos o cualquier medida similar es cómplice de minar el Derecho Internacional".

Por ello, la organización ha mostrado su "determinación de responder a estas acciones vergonzosas con medidas adecuadas", entre las que ha apuntado a "medidas políticas y económicas" contra todos aquellos países que reconozcan Jerusalén como capital de Israel o trasladen su Embajada a esta ciudad.

De esta manera, ha reclamado además a la comunidad internacional que "prohíban la importación de productos de los ilegales asentamientos de Israel" y que "tomen medidas contra las personas y entidades involucradas o que se beneficien de la perpetuación del régimen de ocupación y asentamientos".

Por último, ha reiterado su apoyo "al derecho inalienable de los refugiados palestinos a regresar a sus viviendas, según la resolución 194 de la Asamblea General de Naciones Unidas", al tiempo que ha destacado la necesidad de "reconocer los crímenes de limpieza étnica y asesinato contra el pueblo palestino durante la 'Nakba' ('Catástrofe'), que tuvo lugar hace 70 años, como primer paso necesario para lograr la justicia y la paz".

INVESTIGACIÓN DE LA ONU

El comunicado final de la OCI ha llegado horas después de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobara la apertura de una investigación para esclarecer los posibles crímenes de Israel durante la represión de las últimas protestas en la Franja de Gaza, a pesar de las críticas del Gobierno de Benjamin Netanyahu.

La resolución que proponía la creación de una comisión 'ex profeso' para analizar la situación ha sido aprobada con 29 votos a favor, 14 abstenciones y dos votos en contra, los de Estados Unidos y Australia. España ha votado 'sí', mientras que otros países europeos como Reino Unido, Alemania, Eslovaquia, Hungría o Croacia han optado por la abstención.

Al inicio del debate, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha acusado al Gobierno de Israel de mantener a los 1,9 millones de gazacíes "encerrados en un gueto tóxico desde que nacen hasta que mueren" y le ha instado a cambiar sus actuales medidas de presión: "Terminad la ocupación y la mayor parte de la violencia y la inseguridad desaparecerá".

Israel ha aprovechado el foro de Ginebra para volver a justificar sus últimas actuaciones y, por boca de su embajadora, Aviva Raz Shechter, ha insistido en que los militares se limitaron a defender la frontera de los "terroristas" de Hamás, a los que ha acusado de servirse de la población civil como escudos humanos, según la agencia Reuters.

Para la embajadora, el debate de este viernes demuestra que el Consejo de Derechos Humanos ha recuperado "la peor forma de su obsesión contra Israel". "Esta sesión especial, la resolución y el llamamiento para establecer una comisión de investigación tienen motivaciones políticas y no cambiarán la situación sobre el terreno ni un ápice", ha zanjado.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, ha hablado de "día vergonzoso para los Derechos Humanos" en respuesta a la decisión del organismo.

"En un momento en el que Venezuela se tambalea hacia la dictadura, Irán encarcela a miles de opositores políticos y ha tenido lugar una limpieza étnica en Birmania, el llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU decida lanzar una investigación sobre la legítima defensa de su frontera por parte de un país democrático contra ataques terroristas", ha dicho en un comunicado.

EL TRASLADO DE LA EMBAJADA DE EEUU

Estados Unidos inauguró el lunes su Embajada en Jerusalén en medio de unas manifestaciones en Gaza que se saldaron con la muerte de más de 50 palestinos en la Franja de Gaza a causa de la represión por parte de las fuerzas de Israel.

Este fue el mayor balance de víctimas en un solo día desde que el 30 de marzo comenzaron las protestas en los Territorios Palestinos de cara a la 'Nakba' ('Catástrofe'), que tuvo lugar el martes y en la que se conmemora el inicio del éxodo palestino por la creación del Estado de Israel. Desde entonces, han muerto cerca de cien palestinos sin que haya ninguna baja del lado israelí.

La decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel y trasladar la Embajada ha acabado con el consenso internacional sobre el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

Uno de los pocos puntos de consenso en la comunidad internacional era que el estatus de Jerusalén, que ambas partes reivindican como capital, debía decidirse en unas eventuales negociaciones de paz. Netanyahu da por zanjada la cuestión, mientras que los palestinos y sus aliados árabes --entre 128 de los 193 miembros de la ONU-- exigen a la Casa Blanca que dé marcha atrás.

Para leer más