22 de octubre de 2019
26 de febrero de 2018

ONG denuncian la "farsa" del juicio contra Ramón Esono en Guinea Ecuatorial y piden su absolución

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Siete organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han asegurado este lunes que el proceso judicial contra el dibujante ecuatoguineano Ramón Esono Ebalé, que lleva detenido desde septiembre de 2017, es "una farsa" y han reclamado al tribunal encargado del caso que le absuelva.

En un comunicado conjunto, las siete organizaciones, incluida Human Rights Watch (HRW), han subrayado que el juicio que comienza este martes va a ser "una examen" para la independencia del sistema judicial y la libertad de expresión en Guinea Ecuatorial.

Las organizaciones no gubernamentales han subrayado que Esono Ebalé es inocente y que lo único que ha hecho con su trabajo es cuestionar a las autoridades ecuatoguineanas y denunciar el robo de fondos públicos por parte de altos cargos del Ejecutivo.

"Ramón no ha hecho nada más que hacer preguntas al resto de compatriotas que tienen miedo a preguntar y la respuesta ha sido la celda de una prisión", ha asegurado el director ejecutivo de la Red Internacional de Derechos de los Dibujantes, Robert Russell. Russell ha hecho hincapié en que debería hacerse más para "cuestionar" a las instituciones ecuatoguineanas, sus "intereses" y a las personas "que permiten que el Gobierno de Guinea Ecuatorial opere tan lejos de los límites de la ley".

El comunicado conjunto para reclamar la absolución del dibujante Ramón Esono Ebalé ha sido firmado por las organizaciones HRW, la Red Internacional de Derechos de los Dibujantes, el Comité para la Protección de los Periodistas, EG Justice, la Federación Internacional para los Derechos Humanos, PEN International e Índice para la Censura.

En su escrito, las ONG han explicado que Esono Ebalé fue detenido cuando viajó a Guinea Ecuatorial para solicitar un nuevo pasaporte acompañado por dos amigos españoles. Los tres fueron interrogados en la Comisaría Central de Malabo pero los dos españoles salieron en libertad y los interrogatorios se centraron únicamente en el trabajo del dibujante, según ha explicado uno de ellos. "El amigo aseguró que la Policía declaró que solo los miembros de los partidos políticos aprobados tienen permitido criticar al Gobierno", han indicado las ONG.

Tres días después de su detención, la cadena de televisión estatal informó de que el dibujante fue arrestado por falsificación y por intentar blanquear unos 1.800 dólares que llevaba en efectivo en el coche que conducía.

La cadena estatal señalaba que la Policía había seguido a Esono Ebalé en varios viajes que realizó a Guinea Ecuatorial desde 2014 aunque las ONG han dicho que desde 2012 el dibujante no había ido al país porque ese año destruyó su pasaporte y difundió las imágenes en YouTube en las que aparecía rompiendo el documento.

Las siete organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han afirmado que el dibujante ha pasado 82 días detenido sin que se presenten cargos en su contra y que el juez que investiga los hechos no ha respondido a tres mociones presentadas por los abogados de Esono, lo que, a su juicio, "pone en cuestión las credibilidad de las pruebas".

Tras recordar que la propia legislación ecuatoguineana establece que los cargos contra un acusado deben presentarse ante un juez en el plazo de 72 horas desde su arresto, las ONG han cuestionado el escrito de acusación contra el dibujante. Ese documento señala que un agente encubierto se aproximó a Esono para que le diera cambio de un billete y que el dibujante le dio dinero falsificado.

"El escrito señala que el jefe de la Policía Nacional ha testificado que recibió información sobre la supuesta implicación de Esono Ebalé con dinero falso y que los billetes falsos fueron presentados ante el jueves. No se incluye información sobre dónde encontró la Policía el dinero ni de otros supuestos miembros de la red de dinero falso", han indicado.

La directora ejecutiva para África de HRW, Mausi Segun, ha confiado en que el tribunal termine absolviendo al dibujante y ha asegurado que el proceso se asemeja a una "farsa". "Ramón lleva en prisión más de cinco meses y los ineficaces esfuerzos con las pruebas no pueden acabar con la apariencia de que este es un proceso farsa en represalia por sus caricaturas sarcásticas", ha asegurado. "Confiamos en el que el juez lo vea y le absuelva", ha añadido.

Este caso ha sido criticado por varias organizaciones no gubernamentales por considerar que supone un atropello a la libertad de expresión. El 2 de febrero, la Comisión Africana de Derechos Humanos y Derechos del Pueblo envió una carta al Gobierno ecuatoguineano para trasladarle que la detención de Esono Ebalé vulnera su derecho a la libertad de expresión.

Para leer más