17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 14 de agosto de 2019

    La ONU apunta a una "reducción palpable" de la violencia en Trípoli en el marco del alto el fuego en Libia

    La ONU apunta a una "reducción palpable" de la violencia en Trípoli en el marco del alto el fuego en Libia
    Combates en el sur de TrípoliREUTERS / YOSRI ALJAMAL - ARCHIVO

    MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Naciones Unidas ha apuntado este miércoles a una "reducción palpable" de la violencia en la capital de Libia, Trípoli, después de que las partes en conflicto se comprometieran a respetar un alto el fuego con motivo de la festividad musulmana de Eid al Adha.

    El gobierno de unidad, con sede en Trípoli y reconocido internacionalmente, anunció el 9 de agosto que aceptaba la propuesta de la ONU, mientras que las fuerzas leales a las autoridades asentadas en el este del país confirmaron el 10 de agosto que detendrían su ofensiva durante un periodo de 48 horas.

    La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha aplaudido la "respuesta positiva" de las partes, si bien ha recalcado que durante el periodo de la tregua se registraron "violaciones" de la misma.

    Así, ha detallado que, entre estos incidentes, se produjo un ataque con cohetes Grad contra el aeropuerto de Mitiga, ubicado cerca de la capital y el único que da servicio a la ciudad.

    La UNSMIL ha apuntado además que "la tregua no fue registrada en Murzuq, donde la violencia intercomunitaria entre los tebu y los ahali continuó, con la muerte de siete personas y 54 heridos". Los incidentes dejaron alrededor de 5.200 desplazados.

    Por otra parte, ha destacado que el jefe de la misión, Ghasán Salamé, sigue ofreciendo su "asistencia para facilitar el intercambio de prisioneros" y utilizar sus buenos oficios "para transformar lo que se ha logrado durante la tregua en un alto el fuego permanente".

    En este sentido, ha recalcado que "la comunidad internacional debería trabajar para dar garantías para un alto el fuego permanente, pedir que se respete el embargo de armas (al país) y un compromiso para volver de buena fe al proceso político impulsado por la ONU para poner fin al conflicto."

    El propio Salamé reclamó a finales de julio una tregua de cara a la celebración a Eid el Adha como primer paso para acabar con la hostilidades en el país africano.

    En una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Salamé sostuvo que el conflicto "no muestra signos de reducirse" y agregó que la ofensiva contra la capital, Trípoli, por parte de las fuerzas de Haftar ha dejado cerca de 1.100 muertos, entre ellos 106 civiles.

    Salamé denunció que las partes "han ignorado los llamamientos a reducir los combates" y "han intensificado las campañas aéreas". "El espectro geográfico de la violencia se ha incrementado", alertó, en referencia a los últimos bombardeos contra las bases áreas en Jufra y Misrata.

    "Poner fin a la guerra requiere la voluntad de todas las partes y el apoyo de la comunidad internacional. Si las partes acuerdan silenciar las armas, la ONU y los socios internacionales deben estar preparados para entregar apoyo material y técnico para permitir a las partes negociar un acuerdo extenso para el cese de las hostilidades y los mecanismos para su aplicación y supervisión", remachó.

    Para leer más