30 de noviembre de 2020
22 de junio de 2018

La ONU denuncia que "fundamentalismos" políticos y religiosos amenazan con revertir los derechos de la mujer

La ONU denuncia que "fundamentalismos" políticos y religiosos amenazan con revertir los derechos de la mujer
REUTERS / HENRY ROMERO - ARCHIVO

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Trabajo de Naciones Unidas para los Derechos de las Mujeres ha alertado este viernes de que el auge de los "fundamentalismos" políticos y religiosos en todos el mundo amenaza no solo con ralentizar el avance en esta materia, sino incluso con hacer retroceder los derechos que tanto ha costado ganar.

"Se han registrado alarmantes regresiones en regiones de todo el mundo" debido a "una alianza de ideologías conservadoras y fundamentalismos religiosos" que se ha visto favorecida por "el auge de los autoritarismos, la crisis económica y la creciente desigualdad", han dicho los expertos de la ONU en un comunicado.

Entre los pasos atrás que se han dado estos años, han mencionado la poligamia, el matrimonio infantil, la mutilación genital, los crímenes de honor y la criminalización de los derechos sexuales y reproductivos: "Son prácticas que no deberían tener cabida en ninguna sociedad".

En concreto, han indicado que "la persistente discriminación en áreas como la familia, la cultura, y la salud sexual y reproductiva ha tenido un impacto debilitador en la capacidad de las mujeres para exigir un trato igual en todos los aspectos de sus vidas".

No obstante, al mismo tiempo se han dado "importantes pasos en otras regiones". "Recientemente, se han hecho esfuerzos, a través de acciones judiciales, legislativas y del voto popular para, en particular, garantizar los derechos reproductivos", han valorado.

"Los movimientos en algunos países para eliminar la brecha salarial por razones de género y para fortalecer las leyes que criminalizan la violación y la violencia sexual son también éxitos clave en la lucha para eliminar la discriminación contra la mujer", han añadido.

Pese a ello, han apuntado, "no hay ningún país en el mundo que haya conseguido eliminar la discriminación contra la mujer o alcanzar la plena igualdad". "No hay ninguna justificación aceptable para seguir esperando", ha considerado el Grupo de Trabajo.

Así, ha reclamado acciones urgentes para frenar la regresión de los derechos de la mujer --"debemos proteger las victorias del pasado"-- y para "avanzar hacia la igualdad de la mujer en cualquier parte" del mundo.

Para leer más