12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 8 de marzo de 2019

    La ONU destaca los "cambios positivos" en Sudán del Sur a raíz del acuerdo de paz

    La ONU destaca los "cambios positivos" en Sudán del Sur a raíz del acuerdo de paz
    REUTERS / HANDOUT . - ARCHIVO

    MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El jefe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), David Shearer, ha destacado este viernes que el acuerdo de paz firmado en septiembre de 2018 se mantiene y ha llevado a "cambios positivos", si bien ha alertado que decenas de miles de personas siguen dependiendo de la ayuda humanitaria.

    En declaraciones ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Shearer ha destacado cuatro cambios principales a raíz de la firma del pacto entre el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde del país, el exvicepresidente Riek Machar.

    Entre ellos ha enumerado la libertad de movimiento de los políticos opositores en la capital, Yuba, el entusiasmo "palpable" por la paz entre los participantes de los cerca de 70 foros de paz que han sido organizados y el descenso "significativo" del nivel de violencia política.

    Así, ha dicho que "muchas personas que están vivas hoy podrían no haberlo estado sin la firma del acuerdo", antes de apuntar que los sursudaneses están por primera vez expresando su deseo de volver a sus casas. En este sentido, ha dicho que 135.000 de los 2,3 millones de refugiados ya lo han hecho.

    Sin embargo, Shearer ha reconocido que el proceso de paz hace frente a numerosos desafíos, entre ellos la existencia de fuerzas rebeldes en Equatoria Central que no se han unido al mismo y que siguen combatiendo contra las fuerzas gubernamentales. Estos enfrentamientos han derivado en saqueos, agresiones sexuales y muerte de civiles.

    En este sentido, ha destacado la necesidad de que los responsables de actos de violencia sexual rindan cuentas por ello, algo que ha descrito como una parte fundamental del proceso de reconciliación.

    Shearer ha indicado igualmente que mantener el impulso en el proceso de paz supone otro desafío, especialmente debido a que los plazos contemplados en el acuerdo no se están cumpliendo y aún quedan asuntos fundamentales por resolverse, entre ellos las fronteras de los estados, la formación de unas Fuerzas Armadas unificadas y la redacción de una nueva Constitución.

    Por otra parte, ha reiterado que, a pesar de que Sudán del Sur ha disfrutado desde hace cinco meses de una "estabilidad relativa", la población sigue sufriendo altos niveles de inseguridad alimentaria y de la falta de servicios sanitarios y educativos.

    "Es una realidad que los líderes sursudaneses olvidan a veces o dan por hecho que su país es apoyado por contribuyentes de todo el mundo", ha señalado, antes de recordar que los 1.000 millones de dólares en ayuda recibidos por Yuba en 2018 suponen más del doble de los presupuestos del país.

    Shearer ha advertido por ello de que quedan dos meses para la toma de posesión del nuevo gobierno de transición --en el que participará la oposición-- y ha dicho que un proceso de paz fallido podría implicar un retorno a la violencia.

    "El coste del fracaso es impensable. Si bien la responsabilidad recae principalmente sobre las partes el conflicto, también depende de todos nosotros garantizar que avanzamos juntos para lograr que este acuerdo se convierta en una realidad, por el bien del pueblo de Sudán del Sur", ha remachado.

    Para leer más