3 de marzo de 2021
23 de enero de 2021

Naciones Unidas avisa de un empeoramiento en la situación humanitaria en Tigray

Naciones Unidas avisa de un empeoramiento en la situación humanitaria en Tigray
Refugiados en Tigray - ACNUR / ONU

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, ha avisado que la situación humanitaria en la región etíope de Tigray, escenario reciente de un conflicto entre el Gobierno del país contra fuerzas rebeldes del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF), está empeorando sustancialmente a cada día que pasa y ha pedido una acción urgente para salvar a la población.

"La situación humanitaria en Tigray está empeorando", ha hecho saber Lowcock en su cuenta de Twitter. "La gente todavía carece de alimentos, agua, servicios de salud, combustible, dinero en efectivo y comunicaciones después de casi tres meses de conflicto. La vida se vuelve cada vez más difícil", ha lamentado.

"Agradezco", ha añadido en este sentido, "la reciente decisión de las autoridades federales de (Etiopía) de autorizar el movimiento de más de 500 toneladas de alimentos a las principales ciudades y a dos de cada cuatro campos de refugiados en Tigray esta semana".

No obstante, Lowcock ha avisado de que "hace falta mucho más". "Tenemos que conseguir más trabajadores humanitarios y suministros que salvan vidas en Tigray para que podamos ampliar las operaciones", ha manifestado.

Sin esta ayuda, "estoy profundamente preocupado por el destino de cientos de miles de personas fuera de su alcance desde que comenzó el conflicto que necesitan auxilio desesperadamente"

El inicio de la ofensiva fue anunciado el 4 de noviembre por el primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque por parte del TPLF contra una importante base del Ejército en Mekelle que se saldó con numerosas víctimas entre los militares.

La escalada bélica ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy Ahmed como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.

Apartado del poder, el TPLF ha visto en las reformas acometidas por Abiy, en particular las relativas a abusos de Derechos Humanos y de reconciliación con grupos armados entre otros, como una 'caza de brujas' contra sus dirigentes, los cuales se vieron en muchos casos apartados de los cargos que ocupaban.

La ruptura definitiva la marcó la creación del Partido de la Prosperidad a finales de 2019 por parte de Abiy para dejar atrás al EPRDF. Todos los partidos que integraban la alianza gobernante, y algunos más en su órbita, se sumaron a la nueva formación, con la excepción del TPLF, lo que también dejó al partido al margen de la toma de decisiones en el Gobierno federal.

Para leer más