24 de octubre de 2020
23 de septiembre de 2020

La ONU, forzada a decir a quienes necesitan ayuda en Yemen que no pueden asistirles por falta de fondos

La ONU, forzada a decir a quienes necesitan ayuda en Yemen que no pueden asistirles por falta de fondos
Una mujer en una calle de Yemen - WFP/HUSSAM AL-SHARMANI

El PMA alerta de que el país se encuentra de nuevo al borde de la hambruna

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Yemen es la peor crisis humanitaria actual pero aún así los fondos para atender a los millones de personas que requieren asistencia no llegan, lo que ha obligado a la ONU a tener que reducir o suprimir muchos de los programas en un momento en que el país, uno de los más pobres del mundo ya antes del actual conflicto, se encuentra nuevamente al borde de la hambruna.

"Casi todos los trabajadores humanitarios han tenido que decirle a una familia hambrienta o a alguien que está enfermo que no podemos ayudarles porque no tenemos fondos", ha lamentado la coordinadora humanitaria de la ONU para Yemen, Lise Grande, en un comunicado.

Entre abril y agosto, las agencias humanitarias se han visto obligadas a reducir las distribuciones de alimentos, suprimir servicios sanitarios en más de 300 instalaciones y paralizar servicios especializados para cientos de miles de mujeres y niñas vulnerables y traumatizadas. De los 41 grandes programas humanitarios de la ONU en el país, 15 ya se han visto reducidos o paralizados y otros 30 más lo estarán en las próximas semanas a menos que lleguen fondos adicionales.

"Es una situación imposible", ha resumido Grande. "Esta es la peor crisis humanitaria en el mundo y aún así no tenemos los recursos que necesitamos para salvar a la gente que está sufriendo y que morirá si no les ayudamos", ha lamentado, subrayanado que pese a la generosidad de los donantes, este año los fondos se están quedando "muy cortos" frente a lo que se necesita. De los 3.200 millones de dólares solicitados, solo se han recibido 1.000 millones.

EVITAR UNA HAMBRUNA

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha coincidido en que Yemen se encuentra en "un momento crítico" y está de nuevo al borde de la hambruna debido al conflicto y a la crisis económica, que ha hecho que los precios de los productos básicos hayan alcanzado valores récord mientras que la moneda nacional ha perdido un 25 por ciento de su valor en 2020.

"Yemen es una crisis obra del hombre y hay una solución a manos del hombre", ha defendido el director ejecutivo del PMA, David Beasley. "Necesitamos acceso, fondos y eventualmente la paz", ha subrayado, recordando que en 2018 ya se consiguió "sacar a Yemen del borde del abismo". "Podemos hacerlo de nuevo, si tenemos los fondos y el acceso", ha asegurado.

Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria y 13 millones que dependen de la ayuda del PMA para cubrir sus necesidades diarias.

Además, ha resaltado el PMA, Yemen es uno de los entornos más complejos de trabajo para las organizaciones humanitarias en todo el mundo, que se enfrentan a diario a desafíos en su labor. Así, los camiones de alimentos del PMA se ven sujetos a demoras burocráticas mientras que ninguna persona ha conseguido aún su registro biométrico para recibir ayuda alimentaria en las zonas bajo control de los rebeldes huthis.

Las disputas en torno a la importación de combustible por el puerto de Hodeida ha ocasionado falta de suministro, lo que a su vez ha afectado el reparto de alimentos y el apoyo humanitario a hospitales y plantas de tratamiento de agua.

HACEN FALTA FONDOS

"Todo esto tiene que cesar si se quiere que la comunidad humanitaria salve a los yemeníes de la hambruna", ha advertido Beasley. "También necesitamos que la comunidad internacional siga financiando las operaciones humanitarias tan generosamente como en años anteriores para que podamos ayudar a Yemen a doblar la esquina", ha añadido.

Grande ha coincidido en que "podemos superar esta crisis si todo el mundo contribuye". "Todo el mundo tiene un papel", ha subrayado la coordinadora humanitaria de la ONU.

En este sentido ha pedido a las autoridades que "establezcan las condiciones que permitan que los trabajadores humanitarios repartan la ayuda" y que las partes en el conflicto "levanten el bloqueo y hagan todo lo posible para minimizar el impacto de la guerra en las familias y comunidades". A los donantes, les ha pedido que sigan ofreciendo fondos. "Podemos hacer más y queremos hacer más, pero necesitamos las condiciones adecuadas y necesitamos los fondos", ha recalcado Grande.

Para leer más